ULEG denuncia el deterioro de muchos colegios de Leganés y reclama inversiones en el Víctor Pradera

En la visita del concejal de ULEG, Carlos Delgado, a los colegios de Leganés los padres del Colegio Víctor Pradera señalaron que las instalaciones están obsoletas, incluso peligrosas para los niños, y destacaron importantes problemas de calefacción y de la instalación eléctrica. Por otro lado, desde ULEG se denuncia que los colegios de Leganés están a la cola de la región en cuanto a ofertas de conciliación laboral y familiar, como por ejemplo en “puentes” o vacaciones escolares

 

           

A lo largo de sus más de 30 años de existencia, miles de alumnos han pasado por las aulas del colegio público Víctor Pradera. Este centro, al igual que otros muchos veteranos colegios de Leganés, no han disfrutado de grandes remodelaciones en sus instalaciones para adaptarlas a las necesidades del siglo XXI. La desidia de las administraciones competentes, en especial Comunidad y ayuntamiento, queda patente en sus anticuadas y en algún caso peligrosas instalaciones, como podría ser el caso del “muro” de las pistas deportivas del colegio Víctor Pradera de Zarzaquemada.

 

El concejal de ULEG, Carlos Delgado, en una de la serie de visitas que realiza el edil del partido local por distintos colegios de Leganés, recorrió las instalaciones del C.P Víctor Pradera junto con algunos padres de alumnos para comprobar in situ su estado.  “Lo que los padres me han reclamado son unas mejoras sustanciales de las instalaciones, del patio y del servicio de mantenimiento del Ayuntamiento de Leganés, que por poner un ejemplo, se ha pasado varios meses sin atender la reparación de una parte del tejado del colegio. También nos consta que hay aún muchas reclamaciones a las que no se ha hecho ni caso”, indicó Delgado.

 

  

Las deficiencias más relevantes son la falta de adaptación de las instalaciones a alumnos con discapacidad física, goteras en las aulas, cables sueltos y problemas con la calefacción, que repercute en una insuficiente y saturada instalación eléctrica (el cuadro parece ser de 1984), al tener que enchufar calefactores, lo que provoca que la mitad de los puestos del aula de informática no se puedan utilizar porque salta el automático. También está en mal estado el patio, que se debería mejorar el firme con un nuevo asfaltado, poner rejillas en los desagües y, sobre todo, instalar una barandilla que elimine el riesgo de caídas desde lo alto de un muro de casi un metro y medio de altura junto a la pista deportiva.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

By |marzo 30th, 2009|Categories: Últimas noticias|0 Comments