ULEG denuncia los lamentables accesos a los colegios Miguel de Cervantes y Pequeño Príncipe

El concejal Carlos Delgado también reclama para la zona medidas para los asentamientos chabolistas

 

 

 

El partido local Unión por Leganés (ULEG), continúa con su programa de visitas a los colegios públicos de Leganés. Las quejas recibidas justificaban una visita al C.P. Miguel de Cervantes para comprobar el estado de sus instalaciones y de sus alrededores. Este colegio está bastante alejado del núcleo urbano, por lo que alumnos (y padres) de los barrios de San Nicasio y Valdepelayo tienen que realizar un largo recorrido, muchas veces en coche, para llegar al mismo, así como al colegio privado Pequeño Príncipe, “y además por un camino que se encuentra en lamentables condiciones”, afirmó el edil Carlos Delgado. 

 

 

 

Y es que a la mejora del mantenimiento de las instalaciones de un colegio ya muy veterano, se une la urgente necesidad de remodelar y mejorar los accesos, la señalización y los alrededores: una estrecha calzada agrietada y llena de socavones que se colapsa con vehículos todas las mañanas hasta llegar a las puertas del centro, un improvisado aparcamiento consistente en un descampado bacheado, unos descuidados accesos desde el Polígono Industrial Polvoranca… “Son innumerables las deficiencias de la zona y una vez más tenemos que hablar de desidia por parte de las administraciones. Es lamentable que apenas a 150 metros estén viviendo nuevos vecinos, y que hasta se haya inaugurado un parque, y no se haya aprovechado para acondicionar toda esta zona”.  

 

 

 

Pisos de la Comunidad de Madrid y chabolismo en José Germain.

 

 

 

 

ULEG recuerda que en las proximidades del C.P Miguel de Cervantes, en terrenos aledaños al psiquiátrico, siguen asentándose chabolas, como se denunció hace más de un año. Según el Ayuntamiento, estos asentamientos no pueden ser desmantelados al estar situados en terrenos de la Comunidad de Madrid. “Es curioso que frente a estas incipientes chabolas, la Comunidad de Madrid tenga aún un cartel que recuerda la construcción de vivienda pública. Quizás cuando la presidenta Esperanza Aguirre venga a hacerse la foto lo vea y se decida a desmantelar los asentamientos. Mientras, los vecinos tendrán que soportar cómo Ayuntamiento y CAM se “pasan” la responsabilidad, más bien la irresponsabilidad”, concluyó Delgado.

 

 

By |abril 7th, 2009|Categories: Últimas noticias|0 Comments