ULEG denuncia la existencia de un “golpe de estado publicitario” para aupar a la alcaldía a Montoya

El edil Carlos Delgado pidió en el pleno la dimisión del alcalde y la creación de una comisión de investigación de la posiblemente  tramposa campaña de la candidatura del PSOE en las elecciones municipales. Según parecen acreditar diversos documentos,  anuncios publicitarios de la candidatura presuntamente son sufragados o facturados a nombre de empresas adjudicatarias de servicios  del ayuntamiento y/o cargados a los caudales controlados por la concejalía de Medio Ambiente.

 

Desde hace más de un mes no dejan de aparecer documentos, facturas, albaranes, a los que se unen las denuncias de los medios de comunicación y de los partidos de la oposición de Leganés, que vienen a corroborar que la campaña del candidato del PSOE en los pasados comicios locales de 2007, hoy alcalde, fue presuntamente sufragada utilizándose caudales públicos controlados desde la concejalía de Medio Ambiente, cuyos responsables eran el concejal Francisco Arroyo (implicado también por un presunto caso de prevaricación que estudia el TSJ) y Carmen Blázquez Roblas, esposa del actual alcalde, y cargo de confianza de Medio Ambiente en la pasada legislatura (funcionaria eventual).

 

  

Así, ULEG tiene constancia de documentación donde aparecen los responsables comerciales del medio de comunicación implicado así como facturas y documentos de trabajo y maquetas en los que incluso se hacen alusiones a las páginas de publicidad del Ayuntamiento como “Elecciones Urbaser”. Curiosamente, uno de los implicados, Francisco Arroyo, estuvo a punto de ser “premiado” esta legislatura con el cargo de gerente de la Empresa Municipal del Suelo, a pesar de no tener ni experiencia ni formación en la materia, un nombramiento que se frustró por la negativa frontal de la oposición.

 

  

ULEG también recuerda que los Juzgados de Leganés tienen sobre su mesa desde el pasado 28 de junio una denuncia sobre estos hechos, y que seguirá aportando nuevas pruebas que pueden demostrar no solo la financiación ilegal de la campaña electoral de Montoya, sino la presunta comisión de delitos por parte de responsables políticos, entre ellos la propia esposa del hoy alcalde. “Hacer trampas en unas elecciones no puede salir gratis. No se puede dejar este tema hasta que no se haga justicia, ni tolerar que nos gobierne un alcalde ilegítimo”.

 

 

 

 

By |julio 15th, 2009|Categories: Últimas noticias|0 Comments