ULEG pide mejoras urgentes en las zonas del barrio de San Nicasio olvidadas y que han quedado a expensas de un Plan de Rehabilitación lleno de incertidumbre

Vecinos de la Plaza La Mancha, calle Ferrocarril o Río Jarama (Leganés) claman ante el círculo vicioso que sufren: como es lógico, no invierten en reformar unas viviendas que pueden ser derribadas a corto plazo, pero ven como día a día se deteriora su casa y su entorno y no encuentran respuestas. “El plan se ha convertido en un canto de sirena más del alcalde,  quien, como con otros tantos proyectos parece que se va a estrellar con éste, ya que esgrime la batería de excusas habitual”, explicó el edil Carlos Delgado.

 

 

 

Después de más de cuatro años de ilusionar a los vecinos del barrio de San Nicasio (Leganés) con los cantos de sirena de la remodelación, la situación se ha tornado en indignación y apatía ante la falta de respuestas y el exceso de excusas. Y es que esta iniciativa a la que se han destinado miles de euros con el único fin de vender humo sobrevive en la total incertidumbre: aún se desconoce el papel de la empresa privada (Larcovi) que se encarga del proyecto, no se han respondido a preguntas claves como los plazos o si se modificará la ley en cuanto al número máximo de alturas, si el trastero y el garaje suponen un desembolso extra, si se expropiará a los vecinos que se nieguen a dejar su vivienda… Según Carlos Delgado, concejal de ULEG “este proyecto se reduce a propaganda masiva, con acto en el José Saramago incluido, y en haber rellenado una encuesta”.

 

 La desinformación municipal ha provocado el enfado de los vecinos que, con toda lógica, han dejado en el limbo reformas en sus viviendas por miedo a malgastar dinero en ellas si a corto plazo son derribadas. El propio Ayuntamiento se ha “contagiado” de esta tesis, ya que no invierte ni un euro en diversas zonas al no incluirlas en los planes de inversión de obra pública, ni el Plan E, ni el Plan Estrena. Hasta los servicios municipales han dejado de encargarse del mantenimiento y cuidado de jardines, o la limpieza de los grafitis en las fachadas, y eso a pesar de estar ante las viviendas más antiguas de San Nicasio (plaza de La Mancha, plaza de San Nicasio, calle Ferrocarril o calle Río Jarama).

 

“Esto es lo que pasa cuando un proyecto sólo tiene fines electoralistas, está cogido con alfileres y está tan verde que sonroja, y cuando se tiene como alcalde a alguien que ni siquiera sabe dónde está la Plaza de la Mancha, como sucedió en un acto público donde no supo responder a un vecino. Pero en realidad no nos debe extrañar que Montoya no sepa donde está la plaza, ya que por lo que se ve los servicios municipales tampoco la encuentran ya que da la impresión de no haber pasado por allí en años”, concluyó Delgado.

 

 

 

By |septiembre 22nd, 2009|Categories: Notas de prensa|0 Comments