ULEG exige al ayuntamiento de Leganés que condene la destrucción de la Ermita de la Finca de La Mora

El edil Carlos Delgado defenderá una moción instando a los gobernantes municipales a que dejen de ser cómplices con sus disparatadas teorías de la destrucción de un enclave centenario de la ciudad.

 

Por su interés, reproducimos íntegramente la moción presentada por el concejal y portavoz de Unión por Leganés (ULEG), Carlos Delgado, y que se someterá a debate y votación en el próximo pleno del ayuntamiento de Leganés. Recordamos que este asunto está denunciado por colectivos ciudadanos ante diversas instancias como el Defensor del Pueblo y con una investigación en marcha por parte de la Fiscalía ante lo que es un atropello a la normativa urbanística y al patrimonio histórico de la ciudad.

 

Moción para que el ayuntamiento de Leganés condene públicamente la destrucción del conjunto histórico que conformaba la Ermita de la Finca de la Mora y adopte medidas al respecto

 

En la tradición historiográfica de Leganés no consta que haya habido ninguna polémica ni discusión relevante respecto al carácter histórico (siglo XVI) de la ermita de la Finca de la Mora ni sobre su ubicación. No la ha habido ni cuando se ha hecho mención por escrito o fotográfica de la misma (también con otras denominaciones como la del Santísimo Cristo del Humilladero) en los libros editados por el propio ayuntamiento, en la página web municipal, en la carta enviada a la alcaldía por parte del cronista oficial de la villa, ni, lo que es más significativo e ilustrativo, cuando se han concedido licencias de obras para acondicionar tal enclave o se han elaborado informes técnicos al respecto por parte de diversos arquitectos municipales.

 

Ahora bien, curiosamente y coincidiendo con su destrucción y consiguiente desaparición, puesta en conocimiento público a raíz de una denuncia de una asociación ciudadana en abril de 2008, han florecido todo tipo de teorías e interpretaciones revisionistas. Teorías que dieron un salto de “calidad” en la comparecencia del “gerente” de Urbanismo, Enrique Olmedillas, en el pleno de octubre de 2009 y que no se han detenido desde entonces y con las que se pretende bien retorciendo datos y hechos, o bien directamente faltando sin pudor a la verdad, desde negar el carácter centenario del enclave, a escudarse en terremotos producidos en 1755 que al parecer se cebaron en exclusiva en esa área de Leganés aunque sea conocido como el terremoto de Lisboa y no haya ninguna constancia histórica de que afectara a esa zona, más bien todo lo contrario.

 

En definitiva, han ido surgiendo de forma reiterada, sucesiva e incluso contradictoria, un conjunto de explicaciones, excusas o coartadas a cada cual más absurda y nunca avaladas ni suscritas por informes técnicos que, en cualquiera de los casos y de forma paradójica, nunca se posicionan a favor de los intereses públicos y del patrimonio histórico de la ciudad presuntamente destruido, sino que cuando no se ponen obstáculos para descubrir lo que realmente ha pasado, se defienden a capa y espada unas tesis negacionistas y encubridoras de un aparente expolio. Tesis que, casualmente y contra toda lógica del deber público, coinciden plenamente y al unísono con la versión e intereses de los particulares que procedieron a esta lamentable actuación urbanística.   

 

Y si es grave el que presuntamente se haya eliminado para siempre un vestigio histórico de nuestra ciudad, más grave y chocante es aún la manera con la que se está actuando tanto desde la alcaldía, como desde la concejalía de Urbanismo y desde la empresa municipal de comunicación, quienes con sus actos, su falta de diligencia y sus forzadas, sobrevenidas y disparatadas teorías por justificar lo injustificable, demuestran como mínimo un nulo interés por depurar las responsabilidades oportunas y por sancionar un comportamiento irresponsable que ha desembocado en la pérdida de una importante pieza del patrimonio histórico de Leganés,

 

Por este motivo, el Grupo Político ULEG presenta al pleno la siguiente

 

MOCIÓN

 

Que el ayuntamiento condene públicamente la destrucción del conjunto histórico que conformaba la Ermita de la Finca de la Mora y ponga en marcha de forma inmediata medidas que depuren las responsabilidades en las que políticos, funcionarios y/o propietarios hayan podido incurrir por la pérdida de este enclave centenario.

 

 

 

By |noviembre 6th, 2009|Categories: Últimas noticias|0 Comments