ULEG propone el “Defensor de la Vivienda”, una oficina para asesorar a compradores y cooperativistas

Prestaría un servicio municipal de atención, información, asesoramiento y defensa de los derechos de los compradores de vivienda, así como de los cooperativistas de las diferentes promociones existentes en Leganés. El concejal de ULEG, Carlos Delgado, llevará esta medida al próximo pleno municipal: “las prácticas denunciadas por centenares de cooperativistas en una reciente manifestación ciudadana, exigen la adopción de medidas inmediatas”.

 

 

Esta iniciativa ha sido defendida en reiteradas ocasiones por parte de ULEG (en su programa electoral, en el Debate del Estado de la Ciudad, en los presupuestos…) Con ella se quiere dar un toque de atención al Ayuntamiento por dar la espalda a los vecinos en una cuestión tan sensible y por incumplir con sus promesas al respecto, ya que la propia Empresa Municipal del Suelo (EMSULE) se comprometió a ello en el lejano 2006. La oficina “Defensor de la Vivienda”, con un estatuto propio para garantizar su independencia frente presiones externas o del propio Ayuntamiento, además de asesorar en licencias, derechos, contratos o hipotecas, estaría en contacto con la Comunidad de Madrid y resto de instituciones para poner coto a todo indicio de corrupción inmobiliaria, especulación, abusos de las gestoras de cooperativas, incumplimientos contractuales, sobreprecios al margen de módulo, “dinero negro”…

 

 

“No se puede mirar a otro lado, por ejemplo, a la indefensión de esos cientos de afectados que se manifestaron la semana pasada con el apoyo de multitud de entidades vecinales y grupos políticos, ¿quién les defiende del ladrillero de turno, de la desinformación y de las presiones inmobiliarias? A día de hoy, el ayuntamiento de Leganés no”, se lamentó Carlos Delgado, edil de ULEG.

 

 

A juicio de ULEG, la puesta en marcha de esta oficina no debería ser ningún problema, ni siquiera por las competencias, ya que el alcalde acaba de anunciar, sin tener atribuciones, que impulsará la Oficina de Información y Asesoramiento sobre Testamento Vital. “El problema está en que ni Montoya ni el edil de Urbanismo están interesados en que haya transparencia en el mundo del ladrillo. ¿Por qué? Deben sentirse más cómodos con la chapuza y las irregularidades que  frena o investiga la Justicia. Ahí tenemos la destrucción de la ermita de la Mora y el intento de vender terrenos a mitad de precio de su valor o para hacer chalés de lujo. Cualquier cosa les ocupa su tiempo, ya que el listado de escándalos no para de crecer, menos ponerse del lado de los intereses vecinales”, concluyó Delgado.

 

Se adjunta el compromiso de Emsule y del hoy concejal de Urbanismo e Industrias, Raúl Calle: 

http://www.agasecomunicacion.com/iu/interior.asp?id=111&situ=URGENTE

 

 

 

 

By |noviembre 18th, 2009|Categories: Últimas noticias|0 Comments