El edil de ULEG, Carlos Delgado, defenderá en el pleno  de este lunes 19 el inmediato acondicionamiento del CAID y la mejora de los recursos y servicios que en él se prestan. “No olvidemos que estamos ante un centro de salud y tanto los trabajadores como las personas que necesitan una atención especializada merecen unas instalaciones dignas”.


 

 

Unión por Leganés (ULEG) llevará al pleno una iniciativa para denunciar y pedir mejoras que solucionen el lamentable estado en el que se encuentran las instalaciones del CAID de Leganés. Unas medidas que vienen siendo reclamadas desde hace tiempo por parte de los sindicatos y de los propios usuarios, que no entienden las condiciones tercermundistas en las que se atiende en este centro de salud. Por su interés se reproduce la moción que defenderá el edil de ULEG.


 

En Leganés contamos desde hace años con un Centro de Atención e Integración de Drogodependientes (CAID), cuya función principal es el tratamiento integral de las drogodependencias mediante tratamiento ambulatorio, al que acceden no sólo las personas con problemas de consumo de drogas, sino también sus familias: prevención, apoyo y seguimiento, rehabilitación, reinserción, atención psiquiátrica, programa con sustitutivos opiáceos, etc.


 

Este servicio se presta en un edificio en un estado de conservación lamentable, una construcción vieja cuya imagen en ningún caso debería corresponder a la de una gran ciudad como Leganés. No olvidemos que a todos los efectos estamos ante un centro de salud, con unos pacientes y unas personas a las que se ha de atender en condiciones dignas, y por ello el Ayuntamiento de Leganés, responsable tanto del mantenimiento como de los recursos humanos del centro, debería exigirse cumplir unos requisitos mínimos.


 

No cabe duda de que la penosa situación actual no pasa desapercibida para nadie. De hecho, han sido los propios sindicatos, CCOO y el conjunto del CUT (Comité Unitario de Trabajadores), los que llevan meses denunciando la falta de personal y el ruinoso estado de este edificio, que catalogan como no apto para el eficaz desarrollo de la actividad laboral y para la atención de los pacientes. Añaden además que muchas de sus estancias presentan olores y manchas de humedad, grietas y desperfectos que pueden afectar a la seguridad y estructura del edificio. Una situación agravada por las lluvias del pasado invierno y por las obras en la parcela contigua del edificio perteneciente al centro de mayores.


 

Desconocemos el objetivo del equipo de gobierno y las razones de este abandono. Una política que contrasta con la situación y las instalaciones de otros CAID de ciudades vecinas, que cuentan con un personal adecuado y unos edificios en óptimas condiciones.  Por estos motivos, el grupo municipal ULEG presenta al pleno la siguiente


 

MOCIÓN

 

Que se rehabilite y acondicione de forma integral el Centro de Atención e Integración de Drogodependientes (CAID) y se mejoren sustancialmente los servicios que allí se prestan.