El edil Carlos Delgado también pedirá en el próximo pleno del Ayuntamiento de Leganés la no renovación del contrato que se mantiene con Pedro Morales 1981 SLU, empresa responsable de la recaudación ejecutiva y que el concejal de Hacienda explique y/o se responsabilice de las declaraciones públicas vertidas donde se afirma con absoluta desfachatez que “los vecinos agradecen una llamada informativa donde se les amenaza con embargarles la nómina…”

 

Desde Unión por Leganés (ULEG) se recuerda que la Recaudación Ejecutiva es uno de los innumerables servicios que el Ayuntamiento ha privatizado y cuyo beneficio va ligado al cobro de los tributos. Una situación de “ansia” que ha llevado a esta empresa, y por lo visto en connivencia con el propio gobierno municipal, a que se estén llevando acciones inquisitoriales impropias de un estado democrático garantista: “Unos requerimientos irregulares y unas “peculiares” notificaciones que no se está realizando conforme al artículo 58 de la Ley 30/1992, ya que se ha amenazado a personas vía telefónica con embargarle la nómina, la vivienda e incluso la maquinaria, han llamado a móviles privados de ciudadanos que desconocen cómo han podido obtener su número, incluso se han atrevido a entregar cartas en mano al más puro estilo de la empresas de cobro de morosos. A esto se suman otras irregularidades como no permitir a los ciudadanos pagar un recibo específico para obligarles a pagar la totalidad. Es más, se está pretendiendo embargar el importe de la felizmente eliminada ecotasa del año 2001, cuando fue declarada no conforme a derecho por el TSJM , explicó Carlos Delgado, concejal de ULEG.

 

Decenas de llamadas y correos electrónicos

 

La reacción no se ha hecho esperar y desde que ayer se hicieran eco algunos medios de comunicación un importante número de llamadas y correos electrónicos de “agradecidos” vecinos se han puesto en contacto con ULEG para denunciar las presiones y protestar por el hostigamiento que han sufrido por parte del servicio municipal de Recaudación Ejecutiva.

 

“Es de un cinismo y una caradura increíble que el gobierno no sólo haya confirmado que se realizan este tipo de llamadas abusivas sino que afirmen sin ruborizarse que además los vecinos lo agradecen. ¿Hasta dónde van a llegar en su desfachatez? Esperamos que el Ayuntamiento, y el concejal de Hacienda como responsable, abran una investigación oficial, pongan fin a cualquier relación con esta empresa que realiza este tipo de maniobras torticeras para conseguir sus objetivos sin importarle el maltrato a nuestros vecinos o, si están de acuerdo en ello, que dimitan porque nuestro municipio no se puede permitir gobernantes de esta calaña”, concluyó Delgado.