En un pleno extraordinario celebrado hoy se han delegado las competencias a la Junta de Gobierno sin haberse convocado como es preceptiva ni comisión informativa ni Junta de Portavoces. La propuesta se ha facilitado 30 segundos antes de empezar.

 

Hoy se ha asistido a una sesión esperpéntica en el ayuntamiento de Leganés. Después de haberse retirado por sorpresa en el pleno del 10 de junio la reducción de los salarios de los funcionarios, se convocó de manera extraordinaria para hoy una sesión en la que no ha asistido ninguno de los ediles del PP y donde los socios de gobierno (IU) se han abstenido. “Lo peor es que ni se ha convocado la comisión informativa que es preceptiva, ni la Junta de Portavoces. A estas irregularidades se suma que la propuesta que se ha sometido a la aprobación, con el voto en contra de ULEG y los únicos votos a favor del PSOE, se ha facilitado 30 segundos antes de que comenzara el pleno con un contenido radicalmente distinto a lo facilitad0 ayer”, denuncia el edil de ULEG, Carlos Delgado.

 

 

Desencuentro PSOE-IU motiva vaciar de competencias al pleno. Asimismo, y una vez más como ya sucediera en la moción de censura, PSOE e IU han hecho uso ilegítimo de un mecanismo legal como es la delegación de competencias del pleno a la Junta de Gobierno para evitar la escenificación de un escándalo. El paripé del portavoz de IU ha sido sintomático: “nos abstenemos, pero que sepan los vecinos que en Junta de Gobierno (que se celebraba a continuación) votaremos en contra”. En realidad, lo que se pretendía con esta maniobra es que la propuesta de Recursos Humanos no fuera tumbada por el pleno, (si el otro partido de la oposición hubiera cumplido su deber de asistencia), y los ciudadanos vieran el desencuentro entre los dos socios de gobierno.

 

 

La interventora hace reparo de legalidad. Por otra parte, y a instancia del concejal de ULEG, la interventora del ayuntamiento ha informado de que se han hecho reparos en el informe elaborado por su área a la liquidación de la nómina de este mes. “La chapuza va en los genes de la concejalía de Recursos Humanos, ya que hoy aprueban de forma clandestina llevar a efecto la reducción de salarios, pero resulta que hoy mismo y antes del pleno ya se han abonado las nóminas. Es patético como este gobierno se complica la vida y se la complica a todos con algo tan sencillo como es la aplicación de un Decreto Ley. Si para algo tan sencillo han provocado toda esta marejada, ya se pueden imaginar lo que pasa en contratación, urbanismo, empleo público…”, afirmó Delgado