El partido Unión por Leganés (ULEG) organizó un mitin con presencia masiva de vecinos en el centro Rigoberta Menchú, de Leganés donde se volvieron a marcar las señales de identidad de la formación vecinal: independencia, cercanía, sensatez, vocación de servicio público, conocimiento de la realidad local y transparencia.

“Los de siempre están acogotados, saben que se les viene encima una ola pepinera que va a hacer historia en Leganés y pondrá fin al chiringuito montado por el alcalde Montoya. Y mientras Montoya y sus secuaces nos insultan, no para de subir el número de vecinos que nos van a votar. Ya estamos rozando los 4 concejales”, aseguró el candidato Carlos Delgado.

Intervinieron los miembros de la candidatura de ULEG, Ricardo López, Virginia Benito, David Alonso, Enrique Calvo y el concejal y cabeza de lista, Carlos Delgado.

En el inicio del acto, el número 2 de la candidatura de ULEG, Ricardo López, se refirió a un vídeo del 27 de mayo de 2007 (noche electoral de la pasada campaña electoral). En él, Carlos Delgado, que se convirtió a la postre en el concejal de Unión por Leganés, afirmaba que el objetivo era convertirse en la voz de los vecinos en el Ayuntamiento de Leganés. “Y no hemos cambiado nuestro discurso desde el año 2003 cuando nacimos. El 22 de mayo estamos ante una oportunidad histórica para terminar con 32 años de gobierno de los de siempre. Nuestro lema es ‘Somos tu voz. Ahora es el momento’. Y no es casualidad”.

Por su parte, David Alonso recordó que en pleno siglo XXI no tiene sentido hablar de izquierda o derecha. “Son adjetivos que confrontan y dividen a la gente. Son etiquetas del pasado que se quedaron en el siglo XIX, en 1931 o en 1975. ULEG sí tiene ideología y es la de votar con PP, PSOE o IU las propuestas que consideramos positivas para Leganés. No somos franquicia de ningún gran partido”.  La ideología de ULEG es “profundamente democrática” donde no hay políticos profesionales y que se valora a la gente por su mérito y capacidad.

El candidato Enrique Calvo recordó cuando el ex alcalde Pérez Ráez les ninguneaba diciendo que “ULEG es solo un tipo con un ordenador” y que, tras conseguir un edil en 2007, “entendimos lo que significa romper el monopolio de PP, PSOE e IU, el tripartito: nos atacan por todos lados y eso que solo somos uno, algo estaremos haciendo bien”.También destacó que en ULEG no han cambiado los principios rectores de ULEG: “el del esfuerzo y el de estar abierto a todas las personas e ideas. Aquí no importa quien te apadrine sino cuánto te impliques y qué ideas aportes. ULEG es también un partido apasionado por la democracia. Somos un partido, ante todo, local, en el que el interés por nuestro municipio está por encima de todo y cualquier idea sensata es bienvenida. Nunca nos han condicionado las siglas de donde provenía la propuesta o quién gobernara Estado, Comunidad o Ayuntamiento..
En lo que sí hemos cambiado en estos ocho años es en que ahora somos muchos más, destacó Enrique Calvo quien finalizó comentando que “el éxito o el fracaso de ULEG no dependerá de cuántos concejales saquemos (los últimos seguimientos filtrados por los “grandes” ya nos dan como mínimo 3) o de cuántas portadas nos dediquen los medios de comunicación. El éxito dependerá de que sigamos atrayendo a los vecinos a nuestro proyecto, de que cualquier ciudadano decida acercarse a nosotros y aportar su trabajo y sus ideas con la confianza de que serán escuchadas y con la seguridad de que trabajan en un proyecto transparente y sin intereses ocultos”.

ULEG molesta a quienes tienen a Leganés como su cortijo.

Por último, el concejal y candidato a la alcaldía Carlos Delgado destacó que en estas elecciones los vecinos tendrán 3 opciones principales:

1) Más de lo mismo de lo de siempre: PSIU.

2) Cambiamos todo para que en el fondo todo siga igual: PP o

3) El cambio en positivo donde los vecinos cuentan y son escuchados de verdad: el que representa ULEG.


Delgado insistió una vez más en su “pacto con los 190.000 vecinos de Leganés y sus tres condiciones: programa, programa, programa”.