El partido local fruto de una demanda de rectificación obtiene una sentencia definitiva (no admite recurso).  en la Audiencia Provincial por la que se dan por zanjados los múltiples episodios de manipulación informativa perpetrados durante el anterior gobierno municipal. En esta ocasión, desde el aparato de propaganda y desinformación Legacom  se había llegado al extremo de omitir las iniciativas de ULEG en la publicación del orden del día de un pleno y se insistía en utilizar peyorativamente el calificativo de “independiente” para ignorar y ningunear a una formación política que cuenta con el aval y el respaldo de miles de votantes.

– En un caso de generosidad pública digna de mención, el partido Unión por Leganés renunciará a las costas del juicio ganadas “porque la victoria moral es tan contundente que no necesitamos que sea el bolsillo de los vecinos, y menos en tiempos de crisis, el que sufra las incompetencias de otros” y pide a los responsables del PSOE que “no carguen a las espaldas del erario público lo que han costado los abogados y procuradores fruto de su contumacia y paguen de su bolsillo los gastos ocasionados. “Confiamos también en que por dignidad política al menos ofrezcan unas disculpas públicas”, explican desde ULEG.


Unión por Leganés-ULEG, 4 concejales en el ayuntamiento con 12409 votos y partido llave en el consistorio, se mostró exultante al informar de la sentencia comunicada de manera oficial recientemente y por la que se le da la razón de forma contundente en los pleitos que mantuvo durante la pasada legislatura contra la empresa pública de comunicación del Ayuntamiento, presidida por el anterior alcalde y actual portavoz del PSOE, Gómez Montoya, “es una inapelable (nunca mejor dicho) victoria jurídica, política, mediática y, sobre todo, ética, porque un partido modesto y vecinal como ULEG hizo frente a la mayor maquinaria de manipulación y propaganda sectaria que ha existido en la historia democrática de Leganés y ha salido triunfante, cerrando un negro capítulo de la vida política de la ciudad, hasta el punto de tener el derecho a exigir a que le sean pagadas las costas que en todas las instancias ha provocado el pleito mantenido entre ULEG y los responsables del Ayuntamiento en la pasada legislatura”, explica Carlos Delgado, portavoz de ULEG.

La sentencia en su fallo deja las cosas diáfanas: Legacom está obligada a rectificar las informaciones manipuladas publicadas en la revista La Plaza por la que se omitía deliberadamente las iniciativas que presentaba el grupo político de Unión por Leganés y por las que se pretendía ningunear y faltar el respeto a los miles de votantes que respaldan al grupo político de ULEG, a quien calificaban de manera peyorativa y sin su denominación oficial. “ULEG es un partido independiente y a mucha honra, cosa que otras personas y grupos políticos nunca podrán decir. Y precisamente por eso, un medio de comunicación institucional no puede utilizar ese término de manera insultante y peyorativa, porque no sólo falta el respeto a los ciudadanos de Leganés que apoyan a ULEG, sino sobre todo, se faltan el respeto a sí mismos, al no saber diferenciar la información de la burda y chusca propaganda partidista financiada con dinero público, lo que es especialmente grave y políticamente repudiable”.


Nueva victoria de ULEG ante la Justicia


Con esta nueva victoria en los tribunales, ULEG obtiene un reconocimiento añadido a su labor política y a su defensa por las causas justas. “Hemos logrado paralizar en los juzgados dos pelotazos inmobiliarios y hemos acabado y puesto en evidencia ante la opinión pública y ante la Justicia las manipulaciones y actuaciones contrarias a la más mínima ética periodística por parte de los responsables municipales durante la pasada legislatura”. Desde el partido local lanzan un aviso a navegantes: “ULEG no se casa con nadie, no le tiembla el pulso ante los poderosos y seguirá defendiendo los intereses generales. Los anteriores responsables se olvidaron de ello y lo pagaron en las urnas y repetidamente en los tribunales y, si les queda algo de vergüenza torera, deberían pagarlo cesando en sus cargos públicos. Esperamos que los nuevos gobernantes ejecuten la sentencia, aunque perdonamos las costas, y tengan en cuenta que ULEG será su más duro y férreo opositor si pretenden también actuar de espaldas a los intereses públicos y menosprecian nuestro proyecto político”.