ULEG demuestra que el colegio concertado en Arroyo Culebro es cualquier cosa menos gratuito.

 

Según el partido vecinal Unión por Leganés, en el acto de presentación de la empresa adjudicataria del nuevo colegio concertado-privado de Arroyo Culebro, Anta Educación, fijaron el coste medio mensual en 350 euros por niño cuando hace apenas unos días el alcalde de Leganés enviaba una carta a todos los vecinos del barrio en la que afirmaba literalmente que este centro educativo “estaría sostenido con fondos públicos, lo que garantiza la gratuidad para los niveles obligatorios…”.

 

Se suma un nuevo capítulo al polémico asunto del colegio público-concertado del barrio de Arroyo Culebro, que enfrentó al partido vecinal Unión por Leganés – ULEG con el gobierno del PP, incluso con un contencioso administrativo de por medio en los juzgados, por la cesión de 26.400 metros cuadrados a la Comunidad de Madrid para que finalmente se lo adjudicara durante 75 años a una empresa, Anta Educación, por el irrisorio precio de 50.000 euros anuales (2 euros / metro cuadrado al año). Un hecho que el partido local calificó como “pelotazo educativo”, término que se confirma tras el acto de presentación que organizó la propia empresa adjudicataria en el día de ayer, donde estuvieron también presentes los ediles Ricardo López y Virginia Benito y brillaron por su ausencia los tres artífices de esta situación, el alcalde de Leganés, la concejal de Educación, y sobre todo, Lucía Figar, Consejera de Educación de la Comunidad de Madrid y responsable de no cumplir con sus obligaciones de construir el tercer colegio público en Arroyo Culebro.

 

La presentación del evento fue conducida por el director pedagógico, las directoras-gerentes de los colegios de Paracuellos y Villanueva del Pardillo y el arquitecto del futuro centro educativo que desgranaron en qué consiste la filosofía y principios empresariales y educativos de Anta Educación, y el proyecto concreto para Arroyo Culebro y que realizaron las siguientes afirmaciones:

 

          “Anta Educación es laico, no pertenecemos al Opus Dei ni a los Legionarios de Cristo, ni pertenecemos a ningún partido”. (Eso sí, sus principios y valores se basan en el personalismo cristiano. Aunque aclararon que todos sus colegios tienen capilla y realizan actos religiosos los viernes por la tarde).

          “Los padres tienen que saber diferenciar perfectamente las diferencias entre un colegio público y uno concertado”. (Una de ellas es que se cuenta con una hora más complementaria, que se paga aparte).

          “Los colegios públicos actuales cuentan con instalaciones del siglo XIX, profesores del siglo XX y niños del siglo XXI”.

          Aunque aún no hay plantilla de educadores para Leganés, comenzarán las entrevistas en breve. “Apostamos porque los profesores realicen aportaciones económicas para que se impliquen más en el proyecto”.

          “Comenzaremos dando clases en módulos de madera prefabricado… Aún no hay fechas de comienzo de las obras, eso sí, “la parcela es tan hermosa que contará con clases para infantil, primaria, y secundaria, un anfiteatro, piscina cubierta, pista de fútbol 7, padel, baloncesto…, y estará abierto para el uso de toda la comunidad del barrio”. (No aclararon si los vecinos podrán disfrutar de unas instalaciones que estando en suelo público servirán para el lucro de una empresa privada).

          Por último, el tema más polémica suscitó e indignó a los presentes fue cuando se detalló el precio del colegio: 150 euros mensuales de complemento formativo, comedor de 120 euros/mes (en los colegios públicos la media es de 85 euros), material escolar se paga en 3 cuotas trimestrales de 30 euros, enfermería 4,50 euros / mes, orientación psicopedagógica 4 euros / mes, posibilidad de incluir desayuno desde 50 euros, uniformes obligatorios desde los 3 años, etc.

 

Desde Unión por Leganés – ULEG denuncia que en la carta que se envió a todos los buzones de los vecinos de Arroyo Culebro se demuestra que el Partido Popular, de forma consciente o inconscientemente, les mintió al afirmar que el nuevo colegio “estaría sostenido con fondos públicos, lo que garantizaría la gratuidad para los niveles obligatorios…”, y ahora nos encontramos con que cada padre que lleve a su niño a este centro deberá desembolsar una cantidad que ronda los 300 euros mensuales de media. Si esto no es un pelotazo educativo, qué lo es”. Además, desde el partido local se culpa al gobierno local de su “continua postura de genuflexión a la presidenta de la Comunidad de Madrid y de sus consejerías. Ahora nos encontramos con una situación de difícil solución: dos colegios públicos sobresaturados sin posibilidad de escolarizar más niños, con niños que ya pertenecen ‘virtualmente’ a un tercer colegio, para el que ya existía un proyecto y que ya no se va a construir. Es hora de que el alcalde demuestre que se debe a todos los leganenses y deje de hacer de auxiliar administrativo de Lucía Figar, negándose a aplicar la filosofía educativa que defienden desde la Comunidad e impidiendo que introduzca estos modelos docentes en nuestro municipio”, finalizó Delgado.



By |abril 26th, 2012|Categories: Últimas noticias|0 Comments