ULEG propone al gobierno de Leganés que habilite zonas acotadas y controladas de esparcimiento para perros

 

El partido vecinal, con 4 concejales en el Consistorio de Leganés, quiere que el ayuntamiento fomente una campaña de concienciación y de sensibilización para que se logren conciliar los intereses de los propietarios de mascotas y del resto de los vecinos. “Hay que ser más contundentes y rigurosos contra los propietarios de mascotas que no recogen los excrementos o no cumplen las normativas al respecto, pero tampoco se puede castigar a justos por pecadores y no atender con medidas razonables históricas reivindicaciones de los dueños de perros”.


Leganés, a diferencia de otros municipios como Madrid (como en el Parque Lineal del Manzanares) y a pesar de la creciente demanda, no cuenta con ninguna zona de recreo canino. Sin embargo, la propia ordenanza municipal reguladora de ‘La Tenencia y Protección de Animales’ ampara su existencia. Así, en su artículo 41 se dice que “los propietarios de los perros deberán acompañar a estos animales y conducirlos en la vía pública provistos de correa o cadena, collar y bozal” pero también afirma en su artículo 42 “los perros podrán estar sueltos si existen zonas acotadas para ello. Según detalla la concejala de ULEG, Virginia Benito, “los vecinos propietarios de mascotas nos reclaman que se acondicionen o se habiliten ciertas zonas que ya se están usando informalmente y así evitar que se les siga multando por no cumplir con la ordenanza”. Actualmente, los propietarios de los perros tienen la obligación de censar el animal y la administración les cobra una tasa (“Ordenanza Reguladora de la Tasa por Prestación de Servicios Sanitarios de Animales Domésticos”) que este año es de 26,21 euros por perro.

 

El partido vecinal insiste en que hay que esforzarse para conciliar los diferentes intereses en conflicto e insta al Ayuntamiento a que realice campañas informativas de concienciación ciudadana sobre la recogida de excrementos y las sanciones (de 30 a 300 euros) por el incumplimiento de la ordenanza y que se evidencia también con acciones concretas. En este sentido, desde ULEG consideran “que teniendo un grave problema con la acumulación de excrementos en nuestro parques, aceras y calles, no es de recibo que en casi un año de legislatura sólo se hayan interpuesto una veintena de multas por no recogerlas, es decir, poco más de una al mes”.

 

Unión por Leganés, que ya recogía estas propuestas en su programa, sugerirá en el próximo pleno algunas áreas o parques donde, como experiencia piloto, se establezca una zona de recreo canino: los Frailes, Arroyo Culebro, Campo de Tiro, Arroyo Butarque, Los Olivos, El Carrascal, Leganés Norte (junto a la estación de RENFE de Zarzaquemada). “Sería suficiente con acotar y colocar señales visibles para que los usuarios y no usuarios reconozcamos que estamos en una zona de esparcimiento canino, poner dispensadores de bolsas para recogida de excrementos y responsabilizar a los usuarios de su buen uso”.


By |mayo 9th, 2012|Categories: Últimas noticias|0 Comments