Esta es la intervención del portavoz de Unión por Leganés-ULEG en el Debate del Estado de la Ciudad 2012, en el que se valora el primer año de gobierno del Partido Popular de Leganés:

 

 

“Buenos días vecinos de Leganés.

 

Hace más de un año, el 22 de mayo de 2011 se celebraron elecciones

municipales con el resultado ya conocido por todos. Los ciudadanos

castigaron la gestión llevada a cabo por la coalición PSOE e IU, respaldaron

el trabajo de Unión por Leganés-ULEG, y respondieron con un ni frío ni calor

al candidato del PP quien, no obstante, por ser el más votado y optar todas las

formaciones por apoyar a su cabeza de lista resultó investido como alcalde de

Leganés el día 11 de junio de 2011.

 

Pues bien, una vez oído el discurso del señor Gómez parece que aún no

se ha enterado de que ha pasado un año, más de 12 meses, más de 380 días,

más de 9.120 horas, más de 547.000 minutos, y que durante ese tiempo sólo ha

sido usted y no otro quien ha gobernado esta ciudad.

Pero claro, es normal que el alcalde prefiera creer que todo este

tiempo ha transcurrido como un sueño. Porque si asumiera la realidad se

encontraría con una terrible pesadilla, la pesadilla en Leganés Street parte I

que es lo que ha sido realmente su gobierno este año. Un gobierno donde

como un Freddy Krueger en versión pepinera sólo puede presentarse ante el

público con unas manos afiladas en forma de estiletes solo dispuestas al

recorte y a desgarrar lo existente en esta ciudad.

 

En este contexto, la intervención del alcalde de esta mañana ha sonado

a tragicomedia y a comercial de un ultramarinos (más por menos…), porque

aunque estemos a 28 de junio de 2012 y en el debate del estado del municipio,

si atendiéramos a lo dicho parecería que estamos a 11 de junio de 2011 en el

discurso de investidura. Casi nada de lo que se ha hecho, mucho sobre lo que

se quiere hacer.

 

Y es que el señor Gómez, lleva sobre sí una enorme hipoteca que no

puede aligerar ni con sus cuatro sueldos, ni con todas las cortinas de

distracción que monte. La cruz que debe llevar el alcalde Jesús y que hoy no

podrá quitarse por mucho que se empeñe y muchas coartadas le preparen es

que en más de un año, en más de 380 días, en más de 9100 horas y en más de

540.000 minutos no ha hecho absolutamente nada digno de mención por esta

ciudad. Absolutamente nada. Menos que nada, un vacío indecoroso y más

punzante que un día en ayuno.

 

La pregunta está en la calle, los vecinos se cuestionan ¿y qué han

hecho estos? Y la respuesta ya la hemos dicho antes, NADA o prácticamente

nada. Han transitado todo el año sin pena ni gloria. El Ayuntamiento es una

administración tan grande que ha estado funcionando por inercia, como un

coche que circula cuesta abajo sin el motor en marcha, que se mueve, pero sin

ningún control. Han dedicado más tiempo a llorar por la “herencia” recibida,

e incluso a sacar pecho por los recortes, que a gestionar.

 

Hoy, nos viene a hablar de planos, dibujos, mapas… Nuevas

ensoñaciones, brotes verdes en versión PP. Eso sí, cómo no, aderezado con las

apelaciones a la herencia, mucho humo y mucho ruido, pero lo triste para

Leganés es que pocas nueces.

 

Por ello, en vista de que han decidido crear un mundo virtual

paralelos, les vamos a recordar lo que en realidad ha pasado en este ejercicio:

 

– ¿Qué pasa con la auditoría? Ha transcurrido un año y no la hay y eso que

nada más llegar la iban a hacer, aunque luego que no, más tarde que sí, que la

haría la interventora. Y ahora ni idea. En los presupuestos hay una partida de

60.000 euros, luego afirman que van a hacer un simulacro de 30.000 euros…

Señores del PP, cumplan con sus promesas, auditoría de las cuentas

municipales, incluyendo el tiempo que llevan ustedes de gestión. ¿O es que

tienen miedo? ¿Es que temen volver a mentir sobre la deuda como ya hizo el

alcalde que afirmó que la deuda ascendía a 200 millones de euros, y

finalmente desde Intervención se reconocieron sólo 30.

 

– Continuamos sin resolver la falta de transparencia de la bolsa de empleo

municipal y en el acceso al empleo público.

 

– Eso sí, han querido dejar su impronta con algo tan improductivo e inútil

como cambiar el logo del Ayuntamiento.

 

– Han puesto patas arriba toda la Institución y se ha perseguido y denostado a

trabajadores, arrasando con todo como Atila. A eso que los demás llamamos

volantazos y caprichos de alcalde, usted lo define como haber arreglado el

desbarajuste burocrático. ¿Pero cómo es posible que 12 ediles más 35 cargos

de confianza piensen que todo se ha hecho bien y que la mayoría de empleados

municipales consideren que están peor que hace un año? Algo falla, ¿verdad?

Y es que cuando un alcalde no es capaz ni de hacer un decreto de estructura,

¿qué podemos esperar? El caos.

 

– Ahora también se persigue a las entidades sociales, llegando a utilizar los

servicios de limpieza para arrancarles sus carteles por oponerse a su gestión o

a la de la Comunidad de Madrid, o se les cobra por el uso de las instalaciones

municipales pese a existir una ordenanza que les exime del pago.

 

– Hemos visto cómo se retrasa todo hasta el infinito, como ocurrió con Cáritas

que tras más de 6 meses no se le había pagado una ayuda tan urgente y

necesaria.

 

– ¡Son tantas las cosas que ustedes prometieron durante tantos años y que no

han cumplido en absoluto! Pero lo paradójico es que el alcalde asegura que ya

han cumplido el 50% de su programa electoral! Madre mía, el 50%. Vamos,

que pueden irse dentro de un año y decir que han hecho su trabajo. Nada en

un año, nada de nada en dos.

 

– Eso sí, hay que reconocerles que en un año han realizado ustedes más

mudanzas y cambios de despachos que en toda la historia de este

Ayuntamiento. Quizás deberían crear una nueva concejalía denominada de

“Mudanzas, Portes y Logística Municipal”.

 

Mientras crean esa concejalía, que es la más importante para ustedes

en lo que va de legislatura, le vamos a hacer un breve repaso de todas las

delegaciones:

 

En Hacienda y Recursos Humanos:

 

– Sigue sin resolverse el tapón para las subvenciones concedidas para la

instalación de ascensores y rehabilitación de fachadas.

 

– Sigue sin hacerse ni la auditoría de personal, ni el estudio económico y

laboral de los servicios municipales para una posible remunicipalización de

los mismos.

 

En Urbanismo:

 

– No sabemos nada de qué se pretende hacer con EMSULE una vez acaben las

promociones de Poza del Agua, no se ha hecho nada respecto a la posibilidad

de revisar los valores catastrales y no se sabe nada de la residencia municipal

para mayores comprometida en los presupuestos.

 

– Urbanismo es además la concejalía de las excusas. Con el retraso en

variedad de temas ha conseguido enfadar a mucha gente, a los de la CEMU, a

los del PP-4, Puerta de Fuenlabrada, a vecinos apuntados en cooperativas

desde hace muchos años, a los de Poza del Agua que también llevan 12 años

esperando…

 

– De la playa de aparcamiento para camiones ni hablamos, pues estaba fijada

para 2013, pero nos tememos que ni estará ni la esperaremos…

 

En Comercio, Industrias y Empleo:

 

Una concejalía de la que se esperaba mucho. El propio Jesús Gómez,

afirmaba en una carta del programa electoral “Si crees que 17.000 parados

son demasiados para una ciudad con el potencial de Leganés, te pido el voto

para el PP…”. Bien, hemos pasado en un año con ustedes de 16.155 a 18.662,

cada vez hay más locales vacíos y se cierran más pequeños comercios y

nuestros polígonos industriales tienen una apariencia de abandono total. Eso

sí luego sacamos pecho porque a Leganés llega Primark, Apple o Decathlón y

nos apuntamos el tanto, pero se les olvida descontarlo cada vez que cierra un

comercio. El saldo negativo es abrumador por 30 a 1.

 

Además, una de sus promesas electorales sigue sin ponerse en marcha

como la Ventanilla Única Empresarial. Ahora dice que en octubre. Ya

veremos.

 

Otro retraso más, ¡más de un año para sacar a la luz la Ordenanza

Reguladora de Terrazas y Veladores! Los hosteleros están cansados de su

descoordinación y lentitud, hartos de que se echen el balón de un lado a otro,

hasta el gorro del agravio comparativo entre hosteleros… Eso sí, al menos

hemos hecho un Concurso de la Tapa. A falta de pan, buenas son tapas,

pensarán ustedes.

 

Para que vean que somos justos destacaremos algo positivo. Con el

apoyo de ULEG se ha dado salida a la ordenanza de tramitación de licencias y

se ha apoyado la rebaja en un 50% de la licencia de aperturas, aunque ULEG

proponía una del 95%.

 

En Seguridad Ciudadana:

 

En la parte positiva, parece que ha mejorado la situación de los chicos

de Protección Civil, nuevos uniformes, bicicletas y por fin, parece que una

ambulancia… Y hasta ahí lo elogiable

 

Por el otro lado, continúan sin abrir esas minicomisarías en Leganés

Norte y La Fortuna, sin elaborar un de prevención y actuación en situaciones

de emergencias, no solo climatológicas, sin poner en marcha su unidad canina

de la detección y control de estupefacientes, mientras siguen proliferando

comercios y bares tapadera de venta de drogas en Zarzaquemada, en San

Nicasio, en Los Santos… Por no hablar de nuevos y gravísimos problemas

como la ocupación ilegal de viviendas en barrios como San Nicasio.

 

En Obras, Infraestructuras y Mantenimiento:

 

Dicen que este verano habrá un plan de asfaltado, pero desconocemos

en qué calles, que habrá obras, pero no en qué zonas… La sensación es que

estamos ante una concejalía que o no tiene muy claro lo que quiere hacer, o

carece de planificación y se mueve a bandazos.

 

Desde que comenzó la legislatura, la Sra. Tejero mantiene un tira y

afloja continuo con los trabajadores, con acusaciones mutuas. Mire, nosotros

desconocemos lo que pasa entre ustedes, pero lo que no se nos escapa es

aquello que vemos con nuestros propios ojos: el mantenimiento de la ciudad

ha empeorado sustancialmente con respecto a años anteriores.

 

Sin embargo, a la Sra. Tejero le molesta que la oposición le presente

ruegos en los plenos, y se permite el lujo de aconsejarnos de cómo hacer

nuestro trabajo, diciendo que le hacemos perder el tiempo. El tiempo se lo

hacen perder a los vecinos que llaman al 010 y ven que no sirve de nada.

 

Sinceramente, un año para que desde Obras lo más destacado sea

haber presentado un dibujo de la futura piscina Solagua es un bagaje muy,

pero que muy pobre.

 

Eso sí, vaya por delante que el Partido Popular seguirá contando con

nuestro apoyo para Solagua, no en vano, Unión por Leganés – ULEG ha sido

el partido que más ha luchado y luchará porque los vecinos disfruten de esta

instalación.

 

En Educación y Cultura:

 

En el bagaje positivo, cambio del nombre de la escuela municipal de

música, y ya… El resto de problemas se han congelado pero siguen latentes y

la panacea que ofrece la Fundación parece más un parche que una solución,

porque no convence a nadie.

 

Precisamente si por algo ha sido noticia esta delegación es también por

el caso del colegio privado-concertado de Arroyo Culebro. Un gol por la

escuadra q les colaron o se dejaron colar.

 

¿Otros deberes que continúan sin resolverse?: el instituto en La

Fortuna, en Arroyo Culebro o la segunda fase del colegio Constitución 1812.

 

Por último, recordemos que en esta delegación se cometió el error de

despojar de todo enfoque educativo y convertir sólo en asistencial a las

escuelas infantiles trasladando sus competencias a Asuntos Sociales. Escuelas

como la de Leganés Norte o Vereda, por su lentísima e ineficaz gestión, llevan

más de un año sin estar operativas a pesar de estar aparentemente concluidas.

 

En Asuntos Sociales:

 

La concejalía que en tiempo de crisis debería ser la de más peso

específico ha destacado este año por su cambio de concejal, lo que supuso la

primera de las múltiples crisis internas del Partido Popular, y que el Sr.

Juárez pasara de Medio Ambiente a esta delegación, lo que implicó volver a

perder el tiempo reestructurando la concejalía porque al nuevo edil no le valía

nada de lo hecho por su dimitida compañera de partido.

 

En Asuntos Sociales se debería aumentar la ayuda de emergencia

destinada a personas o familias sin recursos, de hecho, en los se destinó una

partida económica para ello. Sin embargo, nos tememos que si el convenio con

Cáritas se ha retrasado más de medio año, el resto de temas irá por peores

derroteros. Algo similar a lo que ocurre por ejemplo con la dependencia o con

el caso del centro de acogida, todo buenas intenciones, pero ningún proyecto

concreto. En el caso de la residencia pública municipal para mayores estamos

en las mismas: no sabemos nada de nada.

 

En Juventud y nuevas tecnologías.

 

En Juventud se ha optado por el cómodo continuismo sin ninguna

novedad de relevancia.

 

Respecto a nuevas tecnologías, seguimos echando en falta una web

municipal verdaderamente útil, así como una mayor implicación para que las

empresas de telecomunicaciones aumenten sus infraestructuras por todos los

barrios de Leganés, como puede ser en La Fortuna o Leganés Norte donde hay

problemas para tener un óptimo servicio de banda ancha. Leganés Digital

sigue siendo Leganés Medieval. Tampoco en eso ha mejorado la llegada del

PP.

 

En Medio Ambiente:

 

Una sencilla pregunta ¿está Leganés más limpio que hace un año?

Respuesta más fácil aún: no. Si obviamos las veces que han limpiado Plaza de

España o cierta zona de la Avda de Fuenlabrada, que parecen ser las únicas

plazas o calles que hay en Leganés, ustedes se han dedicado a pegarle

tijeretazos a los servicios. Y se nota. Hay barrios donde en un mes

prácticamente ni se barre, y cuando se hace es con el dichoso y ruidoso

soplador, que reparte el polvo entre todos los vecinos de la calle.

Continuamos sin controlar y sancionar a los dueños de las mascotas

que dejan los excrementos en las calles sin recoger..

Por no hablar del limbo laboral y contractual en el que están contratas

como la de Clece o Helechos, donde muchos vecinos de Leganés temen perder

sus puestos de trabajo por la obsesión por la guillotina presupuestaria de este

gobierno local.

 

En Participación Ciudadana, Deporte y Festejos:

 

Participación Ciudadana no existe, y poco más que decir, no creen

ustedes en esto, porque el ciudadano sólo debe hablar cada cuatro años para

ir a votar.

 

Deportes, igual que con Medio Ambiente, cambió de titular en el mes

de febrero. En este año, esta delegación ha ido hacia atrás como los

cangrejos: Ni se ha invertido en mejorar las instalaciones deportivas más

deterioradas, como el Manuel Cadenas o como el graderío y la propia pista de

atletismo. Además, no existe ningún plan para construir nuevas instalaciones

deportivas. Continuamos con los problemas de espacio para entrenar o para

desarrollar campeonatos, lo que provoca que haya que salir fuera de Leganés.

Los recortes y presiones a los clubes han sido la tónica habitual: cobrar por entrenar,

obligarles a hacerse cargos de seguros que antes sufragaba el Ayuntamiento,

recortes en servicios y personal en el polideportivo de La Fortuna, etc.

Por cierto, ¿Qué ha pasado con La Fundación por el Deporte?

 

Y sobre festejos, qué decir, los recortes se dejan ver, han bajado la

calidad de las actuaciones, muchos eventos han dejado de celebrarse, como la

hoguera de San Juan en La Fortuna, por no extendernos en lo más grave, el

denominado caso MIC, donde la concejala se convirtió en comercial editorial,

adjudicando contratos al margen de la ley…. Asunto muy turbio y con largo

recorrido

 

El Partido Popular tenía previsto desarrollar un Patronato y en un año

tampoco le ha dado tiempo. Otro proyecto que se queda en agua de borrajas,

aunque ya conocemos a varios presidentes de ese patronato.

 

En Presidencia y Patrimonio:

 

Una delegación rara cuanto menos, que todavía no se sabe cuáles son

sus funciones. Un batiburrillo incomestible. La imagen de la plastilina de

colores que tanto le gusta utilizar al Sr. Álamo es su propia delegación.

 

Una concejalía donde sus propios trabajadores la definen como “El

Cementerio de los Elefantes” porque es donde han ido a parar aquellos que no

quiere nadie, y su edil, el Sr. Álamo, está igual de perdido. Tiene mil asuntos

sobre la mesa y no cierra ninguno. ¡Si algo tan sencillo como retirar unos

contenedores de ropa piratas se está retrasando meses y meses! O el famoso

inventario de locales y dependencias municipales que lleva más de un año

para hacerse.

 

En fin, que este ha sido un año con más sombras que luces. El efecto positivo

de un nuevo gobierno en Leganés se ha desinflado como un globo.

 

Estamos ante un gobierno que es fiel reflejo del alcalde que tenemos.

Un gobierno errático, sin proyecto y lentísimo a la hora de tomar decisiones.

La aportación del alcalde ha sido escasa, por no decir nula, a esta

ciudad. Es más conocido por ser un hooligan del titular en prensa que por su

gestión. En este año se ha cubierto de gloria con declaraciones como las

mentiras sobre la deuda municipal, que cifró en más de 200 millones y

finalmente era de unos 35 millones, o como cuando afirmó que sobraban 800

trabajadores de la plantilla municipal, para después desdecirse varias veces, o

como cuando habla de rancho público y de filobolcheviques, pero justifica los

más de 100.000 euros que cobra directa o indirectamente del erario público

como algo “normal” porque trabaja mucho y se lo curra. Resultó hasta

gracioso leerle el otro día como se vestía usted de héroe a lo Batman y cómo

llegó a Leganés, una ciudad sumida en la tristeza y las tinieblas…hasta que

vino usted a salvarla.

 

Sr. Gómez, se nota que está más preocupado por su carrera política

fuera de esta ciudad que por Leganés. Para usted Leganés no es más que un

trampolín para aventuras más altas. Pero nuestro municipio no se merece esto,

necesita un alcalde las 24 h, no un temporero.

 

Nos ha vendido la burra de que era muy positivo tener un alcalde que

además fuera diputado en la Asamblea, y que era primero alcalde antes que

diputado. Y la pregunta es, ¿aparte de a su bolsillo en qué ha beneficiado que

usted sea diputado? En nada.

 

– Su postura ante la Comunidad de Madrid es de continuo

arrodillamiento. Sirva como ejemplo lo que pasó con el tema del Boletín

Oficial de la Comunidad de Madrid. Usted criticó el retraso en la publicación

de una ordenanza l y cuando se enteró de que esto dependía de Ignacio

González, la mano de derecha de Esperanza, le faltó tiempo para excusarse y

disculparse, sólo le falto llorar… Pero no es el único ejemplo hay más:

 

– Pese a contar con el voto en contra de toda la oposición y de la

comunidad educativa ni quiso, ni pudo parar la llegada del colegio privado a

Arroyo Culebro y decirle que no a la consejera Figar, regalando parcelas

públicas al negocio privado.

 

– No ha movido un dedo para que haya más inversión en Leganés por

parte de la Comunidad, ni para el soterramiento definitivo de la línea C-5, ni

para activar el Plan Prisma 2008-2011 para la reconstrucción de la Ciudad

Deportiva Butarque, ni para la mejora de las carreteras del municipio, ni para

poner en marcha el centro de salud de Arroyo Culebro o de Campo de Tiro.

 

– Tuvo que salir al paso para defender que el proyecto Eurovegas se instalara

en Leganés (un proyecto del que se empieza a echar atrás hasta el propio

magnate Adelson mientras nos toma el pelo a diestro y siniestro)… No le

hemos visto levantar la voz o encabezar una movilización para negarse a los

recortes sanitarios en La Fortuna que supondrá que se quede sin urgencias

por la noche. De hecho, este episodio es toda una metáfora de su energía como

alcalde: con una triste carta quería usted apaciguar los ánimos. Patético.

 

– Tampoco le vemos abrir la boca para que no sea de peaje la carretera

M-45 que le recuerdo que afecta a Leganés, ni hablar de los retrasos en los

autobuses interurbanos. También esconde la cabeza debajo del ala e incumple

su obligación de trasladar los acuerdos de pleno a la Asamblea o al Gobierno

de la Nación.

 

Por tanto, no diga que usted defiende a los leganenses porque es

mentira. Como dijo usted en un pleno, Esperanza Aguirre es amiga personal

suya, pero ella tiene en usted un fiel escudero. Mejor dicho, un mayordomo

con todos los respetos a los mayordomos. Pero los vecinos votan y quieren un

alcalde, no un mayordomo.

 

Le recuerdo lo que dice el Evangelio según San mateo “Nadie puede

servir al tiempo a dos señores; porque aborrecerá a uno y amará al otro; o

bien se entregará a uno y despreciará al otro. No podéis servir a Dios y al

Dinero”. O lo que es lo mismo, no podéis servir a Esperanza y a los

leganenses. Y así se ha visto con el cierre en La Fortuna.

 

Quizás nos diga después el alcalde que seguimos siendo la peor

oposición de la CAM porque votamos en contra de entrar en el cambalache del

Canal de Isabel II o que ponemos palos a las ruedas. Pero antes de que suelte

esta nueva mentira, le recuerdo que esta malvada oposición es la única de la

Comunidad de Madrid que ha permitido que un gobierno en minoría como el

suyo sacara adelante los presupuestos y las ordenanzas fiscales.

 

Como alcalde de Leganés tiene una losa muy grande que ha ido

esculpiendo a lo largo de este año y es que teniendo muchas facilidades para

gobernar, habiendo disfrutado de la oportunidad que le ha permitido ULEG

para que abriera las ventanas de este ayuntamiento y entrara aire fresco,

poner las cuentas en orden y acabar con lustros de enchufismo, derroche y

mala gestión, nos encontremos con un alcalde que es más de lo mismo. Otro

político del partido único, el PPSOE, que en España y en Leganés no nos

ofrecen ningún cambio, sólo un recambio de caras para seguir en la poltrona

a costa del sacrificado contribuyente. Ha sido un año desilusionante y

desesperante: No ha cumplido ninguna de las expectativas positivas, ha

superado todas las expectativas negativas, ha generado más conflictos de los

que ha solucionado, ha rectificado más veces de las que ha errado y ha errado

más veces que lo que ha acertado.

 

Y acabo como empecé, un año, más de 12 meses, más de 380 días, más

de 9.120 horas, más de 547.000 minutos de acaldía que se resumen en unos

logos y unas pegatinas, unos planos y unos dibujos, una ordenanza, cuatro

sueldos, una carta pidiendo publicidad, la dimisión de una concejala, el látigo

para el trabajador y la tijera para los vecinos. Sin duda un bagaje triste y

preocupante.

 

Sr. Alcalde, póngase las pilas ya, o a este ayuntamiento no le quedará

otra que cambiar de batería. No lo olvide. Un alcalde debe ser fiel al partido

al que pertenece, pero mucho más debe serlo a los vecinos que representa.