A continuación la entrevista del periódico “El Iceberg” al concejal y portavoz de Unión por Leganés, Carlos Delgado:


 

Autor: Jorge Monroy

El concejal y portavoz de Unión por Leganés (ULEG), Carlos Delgado, ha destapado las últimas mentiras del gobierno de Jesús Gómez (PP), afirmando que quieren crear un “clima de pánico” económico para tener vía libre a la hora de hacer recortes.


En primer lugar hay que decir que habéis tenido un septiembre muy movido en ULEG, donde vuestro partido ha presentado múltiples iniciativas en el pleno. Pero además habéis realizado una serie de sesiones informativas sobre las participaciones preferentes para ayudar a los afectados. ¿Puedes explicarnos un poco en qué han consistido estas jornadas?

 Son miles de personas las afectadas por este producto bancario tóxico en el que ha dejado pillada a mucha gente su dinero, en la mayoría de los casos pensando que era un depósito garantizado en una especie de plazo fijo. Luego se han dado cuenta de que era otro tipo de producto, pensado para otro tipo de personas, y literalmente se sienten engañadas, estafadas, y con razón.

Las instituciones han estado mirando para otro lado, como todo el mundo sabe. Los consejos de administración de las cajas de ahorro, en la mayoría de los casos de Bankia, que estaba gobernada por políticos, no están muy por la labor de asesorar a los ciudadanos.

Nosotros en julio llevamos una iniciativa al pleno municipal, instando a que el Ayuntamiento se implicase en esta cuestión, para asesorar e informar. Dado que no estaban por la labor optamos por coger el toro por los cuernos y hemos puesto en marcha estas jornadas informativas, en las cuales intentamos dar un poco de luz a los ciudadanos, que no se sientan solos y que sepan que hay mecanismos para poder reclamar todo ese dinero que han perdido porque fueron engañados


¿Cuántos afectados por este producto financiero basura calculáis que hay en Leganés?

Yo creo que hay miles de afectados. En los actos que se han organizado han completado el aforo de todos los recintos municipales en los que se han dado lugar estas charlas. Sin ir más lejos, en el Rigoberta Menchú organizamos un primer acto el 17 de septiembre, que tiene un aforo de unas 300 personas, y con los asistentes podríamos haber llenado cuatro recintos como el Rigoberta Menchú. De hecho el próximo jueves vamos a organizar en el José Saramago, que tiene mayor capacidad, y creo que también nos vamos a quedar cortos.

  Un ejemplo lo tenemos en un vecino que vino y nos contó que en su bloque había 16 familias y eran 8 los afectados. Con eso lo digo todo.


¿Qué está haciendo el equipo de gobierno de Jesús Gómez para ayudar a este colectivo?

Al ver que esto se les estaba yendo de las manos, y al ver que incluso muchos de sus votantes estaban afectados por este producto, pues han querido ir a rebufo de nuestras iniciativas, y llevaron a cabo una jornada, posterior a la nuestra, en el centro municipal. A nosotros nos parece bien, por mucho que se suban al carro, o vayan a rebufo, porque a fin de cuentas de lo que se trata es de que se informe a los ciudadanos y que tengan el mayor margen de conocimientos para poder actuar y poder reclamar ese dinero que se ha obtenido ilegítimamente por las entidades bancarias

Además este pasado mes de septiembre habéis presentado una moción para declarar “político non grato” al consejero de Sanidad dela Comunidadde Madrid, Javier Fernandez-Lasquetty  y habéis vuelto a manifestaros contra el cierre de Urgencias deLa Fortuna¿Esperáis algún resultado o quela Comunidados dé alguna solución?

Bueno, hemos visto que la Comunidad está siendo muy insensible a esta cuestión. Han sido ya muchas las manifestaciones masivas en el Barrio de la Fortuna, incluso ha habido un vecino en huelga de hambre muchos días, y vemos que les da exactamente igual. Han entrado en una lógica puramente económica a la hora de valorar la calidad de los servicios de Sanidad de la Comunidad de Madrid, y nos parece un grave error, porque precisamente en la Sandidad y en la Educación hablamos de dos aspectos donde la lógica económica, más allá de evitar el despilfarro o los derroches, que hay que controlarlos, no creo que sea esa la óptica ni la filosofía que hay que llevar a cabo. Con lo cual somos bastante escépticos con respecto de que vayamos a torcer el brazo de la Comunidad de Madrid.

 No obstante un gesto simbólico como éste, donde le nombrábamos como político “non grato”, por lo menos esperamos que trascienda a la opinión pública y se sepa que es lo que están haciendo nuestros gobernantes y dónde ponen sus prioridades, que es cualquier cosa menos lo que afecta realmente a los ciudadanos, como son los servicios públicos esenciales, como es la Sanidad en este caso.

Del Ayuntamiento podemos esperar poco, ya que precisamente el alcalde, cuando se debatió esta cuestión en los presupuestos de la Comunidad de Madrid, y se incluía este recorte tan importante en uno de sus barrios, y el señor alcalde-diputado Jesús Gómez levantó la mano a favor de este cierre y este recorte en los servicios esenciales de nuestro municipio.


También habéis vuelto a pedir al alcalde que abandone su “bicefalia” como regidor municipal y como diputado de la Asamblea de Madrid ¿Cuál ha sido su respuesta?

 Nosotros opinamos que es incompatible desde el punto de vista moral, político, e incluso filosófico- metafísico. Es decir, el poder estar en dos sitios a la vez al mismo tiempo… Además cuando se ha demostrado que son intereses contrapuestos de una manera radical: no se puede defender el cierre de Urgencias cuando estás con tu gorro de diputado en la Asamblea,  por disciplina de voto o por no molestar a tus mayores del Partido Popular, y luego venir aquí y con la boca pequeña decir que como alcalde estás a favor de su mantenimiento.

Ahí se ha visto en un momento concreto que se tenía que decidir. Nosotros en el pleno utilizamos la metáfora de que no se puede ser a la vez directivo del Getafe y del Club Deportivo Leganés. Porque cuando ambos clubes quieren al mismo jugador ¿por quién se van a decantar? Él entendemos que como alcalde se debería de decantar por Leganés, antes que por ninguna otra cuestión. Pero el alcalde se agarra a sus puestos, se quiere seguir manteniendo en ambas ocupaciones. Y creemos que hace no sólo un grave daño al municipio, sino también a los propios ciudadanos de la Comunidad de Madrid, a los que tampoco puede representar en igualdad de condiciones. Como te digo, es metafísicamente imposible dedicarse a dos tareas que en muchos momentos son incompatibles.


Y ya para terminar, hay que hablar de las cuentas del consistorio. ¿Para cuándo la prometida auditoría externa? Y, sobre todo ¿qué pasa con las cuentas del concejal de Hacienda,  Alejandro Martín? Vosotros las habéis calificado literalmente como un “churro”

Eso es lo que nosotros estamos esperando ¿para cuándo esa auditoría? Desde Unión por Leganés llevamos luchando desde el nacimiento de nuestra formación, en el año 2003, exigiendo que este ayuntamiento hiciese una auditoría por una empresa seria, externa e independiente que no estuviese contaminada por la actividad municipal, y que con el máximo rigor nos declarara cuáles eran los puntos débiles o fuertes de nuestro municipio.

Ha ido arrastrándose con los años, e incluso el Partido Popular se ha subido a ese carro en las últimas elecciones, diciendo que iban a hacer esa auditoría. Ya llevan ellos agotado un tercio de esta legislatura y siguen sin poner en marcha la famosa auditoría. Parece ser que ahora la quieren sacar adelante. Ya veremos, porque eso mismo prometieron el año pasado y nosotros precisamente lo que queremos son esas serie de cuentas rigurosas para tener que evitar escuchar las barbaridades que últimamente, tanto el alcalde como el concejal de Hacienda, están dando en la explicación de las cuentas municipales. Evidentemente nosotros calificamos que son un churro, pues sólo son fruto de sus invenciones sobre la marcha.

El otro día comentaba cuestiones como que la deuda municipal asciende a trescientos millones y pico de euros… cosas que no se sostienen. Es evidente. Si la propia intervención municipal certifica que la deuda no asciende a más de 50 millones de euros, y resulta que Leganés ni siquiera se ha acogido al Plan de Pago a Proveedores…¿cómo puede decir que hay esa millonaria deuda municipal? Nosotros no vamos a ser los que vayan a defender la gestión municipal del anterior gobierno. Los que nos conocen saben que somos muy críticos con ellos. Pero exagerando se pierde toda la credibilidad.

Lo mismo pasa cuando dicen que, por culpa de la oposición, y entre ellos de Unión por Leganés, nuestro municipio no ha firmado un convenio con el canal que nos supondría 30 millones de euros. Eso es una enorme y extraordinaria mentira. No hay ningún municipio que hay firmado ese convenio que haya recibido ni un solo céntimo y, seguramente, nunca lo van a recibir. Es una mentira en la que le pillamos de lleno al concejal de Hacienda, y le lanzamos un reto: le dijimos que si de aquí a un año Fuenlabrada, que es un municipio muy similar al nuestro en habitantes, recibe algún céntimo relacionado con el Canal, yo, Carlos Delgado, concejal de ULEG, dimitiría. Pero que si no lo obtenía en este año tendría que ser el concejal de Hacienda el que dimitiera, porque ya está bien de tantas mentiras.

 ¿Qué hizo el concejal de Hacienda? Pues se escondió debajo de la mesa y no quiso aceptar el reto. ¿Por qué? Pues porque sabe perfectamente que es una mentira que intentan continuamente lanzar como una especie de cortina de humo para tapar su mala gestión, que continúa esa horrible gestión que ya traían los dirigentes del Partido Socialista e Izquierda Unida. A fin de cuentas lo que no quieren es que los ciudadanos nos demos cuenta de que, tanto el PSOE como el PP, lamentablemente llevan una malísima gestión en nuestro municipio.


¿Están tratando de amedrentar con estas cifras exageradas para tener vía libre a la hora de seguir recortando?

Sí, por supuesto. Lo utilizan como un fantasma. Por un lado dicen que las cosas están horribles, que están fatal, y que hay que hacer todo tipo de recortes. Pero luego, evidentemente los datos, no siendo ni mucho menos maravillosos, pero tampoco está la situación real como para llevar a cabo las cosas que quieren. Ven la crisis o los problemas económicos como una coartada para imponer un ideario ideológico muy concreto. En vez de solucionar lo que quieren es crear ese clima de miedo, ese clima de pánico, de apocalipsis, y luego aparecer ellos como salvadores, pero aplicando su ideario más ultra. Si eso es lo que están haciendo a nivel nacional, pues cómo no lo que están pretendiendo también a nivel local.