Este pasado sábado, 27 de octubre de 2012, en el municipio de Torremejía (Badajoz) tuvo lugar la elección del nuevo líder de CAPI (Confederación Nacional de Agrupaciones y Partidos Independientes), la organización más importante de partidos independientes y que aglutina a cerca de 200 ediles, una decena de alcaldías y 50.000 votos fruto de las últimas elecciones municipales.

Carlos Delgado, presidente y concejal de Unión por Leganés-ULEG, recogió el testigo de Justo Antonio Sánchez, presidente de IPEX (Independientes por Extremadura). 



La Confederación de Agrupaciones Políticas Independientes (CAPI) nació con el objetivo de representar esa tercera vía política nacional, transversal y reformista que se demanda en España. CAPI es la confederación de partidos independientes más importante, ya que integran la misma fuerzas políticas de multitud de regiones (Castilla y León, Madrid, Castilla-La Mancha, Aragón, Extremadura…). Aglutina a los principales partidos locales de la geografía nacional, sumando cerca de 50.000 votos en las últimas elecciones municipales, una decena de alcaldías y unos 200 concejales. Destacan formaciones como la de ADEIZA de Zamora (con cerca de 100 ediles en la provincia, incluido la capital), la de Independientes por Extremadura (IPEX), con 60 ediles y varias alcaldías o Unión por Leganés-ULEG, el partido local con mayor número de votos en una localidad en toda España.


Este pasado sábado en Torremejía (Badajoz) tuvo lugar la asamblea nacional que eligió como presidente a Carlos Delgado Pulido, abogado y periodista, leganense de 34 años y presidente de ULEG, formación vecinal que cuenta con 4 concejales en el consistorio madrileño de Leganés (190.000  habitantes) y que obtuvo más de 13000 votos en las últimas elecciones municipales, un caso único en el panorama político nacional. Carlos Delgado tomó el testigo de Justo Antonio Sánchez, presidente en funciones de CAPI y líder de IPEX. En palabras del nuevo presidente, “el objetivo de CAPI es regenerar la política desde la raíz y extender entre los ciudadanos y por todos los pueblos de España que es posible otra forma de hacer política, apegada a la realidad y a los problemas de las personas, cercana, participativa, verdaderamente democrática e incompatible con la corrupción y la degeneración a la que nos ha llevado el bipartidismo asfixiante y forzado de PP y PSOE. CAPI incrementará su trabajo y los contactos para seguir sumando personas y organizaciones que comparten estas ideas regeneradoras para presentar junto a otras fuerzas que propugnan un giro en la política en España una candidatura para las próximas elecciones europeas, las únicas donde la circunscripción es única y se hace realidad el principio democrático por esencia de “un hombre, un voto”.