ULEG denuncia graves deficiencias de seguridad en la piscina cubierta del barrio de La Fortuna

La instalación deportiva municipal carece de una correcta y suficiente señalización de evacuación, un sistema contra incendios sin las revisiones en vigor, trampolines sin todos los anclajes, incluso elementos cortantes dentro del agua.

 


El partido vecinal Unión por Leganés–ULEG, con 4 concejales, denuncia la falta de seguridad de la piscina cubierta municipal de La Fortuna. Vecinos de este barrio hicieron llegar al partido independiente sus dudas en materia de seguridad de esta instalación pública municipal de gestión privada. Tras realizar varias visitas como usuarios de la instalación y con la preocupación por lo ocurrido semanas atrás en el Madrid Arena, la formación local comprobó cómo los temores no eran infundados: En primer lugar, los carteles con el plano de rutas de evacuación se contradicen con las escasas señales relativas a las direcciones de evacuación; muchas de las señales de extintores y bocas de incendio se encuentran totalmente descoloridas; las puertas no tienen un cartel que indique la palabra ¨SALIDA¨ o ¨SIN SALIDA¨; existen pasillos que tienen las puertas con llave, pese a que están en una vía de salida; las puertas no cuentan con barras antipánico y sólo se puede abrir una de las dos hojas de éstas; las escaleras no cuentan con una indicación del sentido de evacuación, y la puerta de acceso al vestuario desde el pasillo tiene un pestillo interior; los extintores y las bocas de incendio no tienen en vigor la revisión obligatoria y se encuentran a una altura superior a la legalmente establecida… Asimismo, el vaso de la piscina presenta deficiencias en seguridad, rejillas hundidas, elementos cortantes dentro del agua como los enganches de las corcheras de cada calle o aristas en la silla grúa cuyo poste de sujeción está dentro del propio vaso. Los trampolines de cada calle no tienen todos los tornillos de anclaje y las escaleras son de obra por lo que no se pueden retirar en caso de atropamiento… Por último, la máquina para comprar tickets, que se utiliza cuando no hay personal en caja, no fija el precio exacto, lo que puede provocar cobros y pagos indebidos.

 

Según el portavoz de ULEG, Carlos Delgado, resulta curioso cómo el alcalde y los ediles del Gobierno realizan ellos mismos, al calor del circo mediático, visitas de inspección a La Cubierta y, en cambio, no muestren la misma diligencia para el cumplimento en materia de seguridad de una instalación deportiva municipal que gestiona una empresa externa y a la que se le paga muy generosamente. En palabras del portavoz de ULEG, “en un caso nos ponemos la venda antes de la herida y en otro caso no vemos la herida”. Unión por Leganés – ULEG vuelve a insistir, como ha solicitado en varias ocasiones, que se vigile más de cerca el cumplimiento de las obligaciones de las empresas adjudicatarias, pero de todas, que prestan servicios públicos.


By |diciembre 26th, 2012|Categories: Últimas noticias|0 Comments