El portavoz y concejal de Unión por Leganés-ULEG ha querido demostrar de forma metafórica en su blog (uleg.blogspot.com) las formas de entender la política, de gestionar y de gobernar del actual alcalde de Leganés, que de forma partidista y personalista coloca sus fotografías al más puro estilo “Borbón” en todos los centros de mayores de la ciudad. “Desde ULEG queremos que sirva este ejemplo tan ilustrativo para que se entienda con qué tipo de dirigente tenemos que lidiar desde la oposición y por qué es imposible negociar o llegar a ningún acuerdo, a pesar de que gobierne en minoría, con alguien que se cree más un ‘Jefe del Gobierno Local’ que un alcalde”.



Por su interés reproducimos el contenido del blog en su totalidad:

 

Jesús I de Vallecas y, ojalá pronto, el último de Leganés

 

Está la famosa foto del presidente de Gobierno Aznar con los pies en alto hablando ufanamente con George W. Bush, la del rey Juan Carlos con el elefante abatido y, a nivel local, la que hoy mostramos en nuestro blog. Sí, es la foto “borbónica” de Jesús Gómez, D. Jesús, el todavía alcalde de Leganés para desgracia de todos los vecinos. Y como podéis ver la tiene más grande (la foto) que el propio monarca.

Este retrato está en el centro de mayores de La Fortuna, pero no es el único sitio donde nuestro máximo regidor hace sus pinitos de faraoncillo de pueblo. También nos ilustra con su careto en los centros de mayores de Vereda de los Estudiantes, de Zarzaquemada… Para algunos quizás solo sea algo anecdótico, propio de cierta megalomanía o complejo. Para otros, un uso partidista y personalista de la propia institución representada por un alcalde.  Para quienes conocemos muy bien al personaje es todo un síntoma del concepto que tiene de sí mismo y de la política que él defiende. En el detalle se ve al diablo, dicen. Causa auténtica vergüenza ajena. Más aún en un alcalde que tiene su foto puesta a modo de trofeo y al más puro estilo Hugo Chaves (ese a quien tanto critica) en unos centros de mayores. Unos centros que, para más inri, pisa de pascuas a ramos, si es que los pisa.

 Y con esto es con lo que tenemos que lidiar en Leganés y supongo que ahora entenderán mejor la titánica tarea de negociar o dialogar con alguien que se cree más importante que el propio Jefe del Estado. Y más triste aún: en manos de este señor está Leganés.