El partido local llevará al pleno municipal del 27 de junio, a través de su grupo municipal, sendas iniciativas destinadas a que se constituyan con carácter inmediato comisiones de investigación para aclarar todas las circunstancias que rodean la confección y contenidos de los pliegos de contratación, así como las circunstancias que han rodeado las próximas adjudicaciones de los servicios de “Mantenimiento y Reparación de Vía Pública” y de “Mantenimiento, Conservación y Reposición de Zonas Verdes” del Ayuntamiento de Leganés.


 

Leganés, 24 de junio de 2013

 

Unión por Leganés, partido vecinal con cuatro concejales, tiene fundadas sospechas de que los procesos de contratación puestos en marchas para la prestación del servicio de “Mantenimiento y Reparación de Vía Pública e Infraestructuras de Servicios Municipales y de Ejecución Sustitutoria en el Municipio de Leganés” (Expte. 34/2013) y de “Mantenimiento, Conservación y Reposición de Zonas Verdes del Municipio de Leganés” (Expte. 57/2012) contiene presuntas irregularidades, tanto en la confección y contenido del pliego como en las circunstancias que rodearon y rodean la próxima adjudicación del servicio, porque no existe la garantía de que las empresas finalmente adjudicatarias sean la más adecuadas para el interés general.

 

Según su portavoz Carlos Delgado, “es curioso que el PP, que hablaba durante los gobiernos de PSOE e IU de la falta de transparencia y de amiguismo en la adjudicación de contratos, vuelva a utilizar su famosa doble vara de medir y doble moral y empiece a ser protagonista de adoptar, presuntamente, una senda similar. Estamos ante un gobierno muy dado al ocultismo y oscurantismo en su forma diaria de trabajar. Es hora de que se nos ofrezcan explicaciones convincentes sobre algunas actuaciones y nos revelen por ejemplo por qué se ha permitido el actual deterioro de las calles y por qué llevábamos dos años sin mantenimiento, por qué se dejó de pagar a la empresa que se encargaba de estas funciones y por qué ésta pidió la resolución del contrato. Vamos a estudiar, analizar e indagar con detenimiento los nuevos contratos que se pretenden hacer y adjudicar o saber por qué se han introducido cambios desde la primera redacción con el objetivo de perjudicar la libre concurrencia de algunas empresas”.

 

El gobierno del Ayuntamiento de Leganés calla mientras la Comunidad de Madrid incumple sus promesas: tercer colegio e instituto en Arroyo Culebro.

 

Por otro lado, Unión por Leganés-ULEG, ahora que finaliza el curso escolar 2012- 2013, denuncia que desde Arroyo Culebro se sigue reivindicando la construcción del tercer colegio público y el instituto público, por ello, el partido vecinal presentará una moción reclamando su puesta en marcha y la implicación del Ayuntamiento en la programación educativa que afecta a Leganés.

 

Hay que recordar que la propia Comunidad de Madrid garantizó durante la pasada legislatura la construcción de ese tercer colegio público, pero con el cambio del “color político” del Ayuntamiento, aquellas promesas se evaporaron y se convirtieron en un colegio de tipo público-privado, que en ningún caso ha venido a paliar las necesidades del barrio, que en la actualidad se encuentran desbordados, donde existen más solicitudes de matriculación que plazas existentes. Desde la administración local la única solución que ofrecen son los “parches” de siempre: ampliar las líneas, aumentar las ratios y saturar colegios. También, señalan desde el partido vecinal, que en el curso 2013-2014 aumentará el número de niños de la ESO, hasta los 208, que utilizan el autobús para acudir al IES Pedro Duque.

 

“Queda claro que el PP, tanto en la Comunidad de Madrid como en el Ayuntamiento de Leganés, donde guardan silencio para no importunar a sus mayores, prefieren ofertar una opción educativa concertada y privada en el barrio para estas etapas, antes que la pública, primando así de nuevo el negocio y dejando en evidencia cómo es una total farsa esa libertad de elección que dicen abanderar ya que una libertad que está condicionada por el tamaño del bolsillo o de la posición social, no es libertad”, concluye Delgado.