*El partido vecinal lamenta que Jesús Gómez se haya autoimpuesto como presidente de la Comisión de investigación pedida por la Oposición (ULEG y PSOE) sólo con el objetivo de impedir el normal desarrollo de una comisión destinada a aclarar qué ha pasado en los servicios de obras y mantenimiento en Leganés desde que un juez resolvió, a iniciativa de la propia empresa adjudicataria, el contrato que le unía con el Ayuntamiento

Unión por Leganés-ULEG, 4 ediles en el ayuntamiento de Leganés, denuncia que el alcalde en un gesto ya habitual y constante de autoritarismo y de suplantar la voluntad legal por la suya propia, torpedeó ayer la primera sesión de la comisión de investigación destinada a aclarar y depurar responsabilidades políticas de cómo se están adjudicando las obras por el peculiar sistema de “emergencia”, un procedimiento pensado para situaciones de catástrofe y que el Ayuntamiento está llevando a cabo desde hace meses para adjudicar a dedo determinadas obras a la mercantil “Arte y Definición de Compactos S.L.”, perteneciente al grupo empresarial de Felipe González Gervaso, dueño del periódico “Al Cabo de la Calle” quien presuntamente estaría siendo remunerado en sus servicios de propaganda política, libelo e intoxicaciones informativas contra ULEG y otros grupos de la oposición además de con generosa publicidad institucional con innumerables trabajos en servicios de obras, mantenimiento, demolición…Trabajos adjudicados además por procedimientos de dudosa legalidad, razón por la que se pidió esta comisión de investigación.

El alcalde, muy nervioso y alterado, arremetió ayer contra el portavoz de ULEG, Carlos Delgado, al que agredió verbalmente otra vez. Jesús Gómez pegó la espantada en la comisión e impidió que se desarrollara la misma, comportándose de una manera muy extraña, protagonizando un esperpéntico episodio difícil de reproducir para los no presentes. “El alcalde se ha transformado radicalmente desde que está con el bastón de mando, o el bastón de mando está sacando su verdadera esencia, pero es increíble ver a ese hombre que clamaba al cielo denunciando que una comisión de investigación presidida por alguien del gobierno carecía de toda credibilidad, porque el investigado no podía ser quien dirigiera la investigación, ver cómo ahora se atrinchera a la presidencia de la misma porque quiere tapar todas las oscuridades y trapos sucios que se intuyen en este contrato de “emergencia” y torpedea la legítima labor de control a un gobierno como el del PP en Leganés al que se le acumulan las irregularidades, como ya señaló la interventora municipal en el pasado pleno.