Cerrazón, incapacidad para negociar e incompetencia son adjetivos que definen de nuevo la gestión del PP de Leganés que ha puesto de nuevo ‘en jaque’ a la ciudad con su conflicto con las peñas de la ciudad, cuando apenas faltan unos días para el comienzo de las Fiestas de Nuestra Señora de Butarque.

 

El partido vecinal invita a la reflexión ante el temor de que durante los próximos días ocurra algo similar a lo del año pasado: que las peñas del municipio escenifiquen el desacuerdo y enfrentamiento que mantienen con el Gobierno de Leganés, en especial, la Concejalía de Festejos, dejando de desarrollar actividades ya programadas, no ofreciendo su experiencia y cobertura de seguridad durante los encierros o no participando en los actos religiosos como la ofrenda floral a la Virgen de Butarque..

.

 

Leganés, 7 de agosto de 2013


Desde hace más de dos décadas, la bajada de la Virgen de Butarque, la ofrenda floral, las procesiones y actos religiosos, los conciertos, las atracciones y chiringuitos en el recinto ferial, los encierros y el pregón, junto a las actividades organizadas por el Ayuntamiento y por las peñas, se han convertido en la esencia de las fiestas patronales de Leganés durante el mes de agosto. Y precisamente, en unas fechas tan señaladas como estas y que deberían ser sinónimo de unión entre los actores que colaboran para desarrollar unos festejos de calidad (administración local, feriantes, peñas, entidades vecinales, concesionario de la plaza de toros…), nos encontramos que desde que llegó al gobierno el Partido Popular de Leganés en junio de 2011 todo han sido problemas y las relaciones se han ido deteriorando. Algún ejemplo:

 

          – El lamentable episodio de enfrentamientos vivido durante las fiestas de San Nicasio entre el alcalde y los feriantes, a los que llamó “mafiosos” y que terminó con un recinto ferial vacío sin ninguna atracción para el disgusto de padres, niños y vecinos en general.

          – Las disputas personales entre el concesionario del coso taurino y el alcalde, que han ido aumentando con el paso del tiempo y que degeneró en una clausura de esta instalación municipal durante varios meses. A día de hoy sigue sin saberse si los vecinos tendrán que pagar o no por los encierros.

          – El enfrentamiento con la mayor parte de las peñas de Leganés durante las Fiestas de Nuestra Señora de Butarque del pasado verano (2012) que supuso la suspensión de la suspensión de la mayoría de sus actividades detalladas en el programa de fiestas o su ausencia durante gran parte del recorrido de los encierros.

 

Desde Unión por Leganés-ULEG esperan que “las actividades y eventos que se van a celebrar en los próximos días en nuestra ciudad se desarrollen dentro de la normalidad”. En este sentido, desde el partido vecinal han querido mostrar su apoyo y solidaridad a las peñas de Leganés: “el PP ha demostrado que carece de un proyecto o modelo para las fiestas de Leganés, por tanto, y ante su incapacidad de realizar ningún cambio positivo, no entendemos su cerrazón o que sean incapaces de reunirse con nadie para confeccionar el programa de fiestas. Nadie que conozca cómo funcionan las fiestas de Leganés podría entender la celebración de ‘Nuestra Señora de Butarque’ sin la participación y colaboración directa de las peñas de Leganés, que además de dar alegría y buen ambiente en las calles, son responsables del desarrollo de más 300 actividades para el disfrute de los vecinos (y que si hicieran desde el Ayuntamiento de Leganés supondría un mayor coste económico que las subvenciones que actualmente se otorgan a estas organizaciones a tal fin), son los encargados de la cobertura de seguridad durante los encierros y durante los conciertos en la Plaza Mayor, evitando durante años peleas y trifulcas o su responsabilidad directa en la unión de aquello que representa la parte lúdica de las fiestas con la parte espiritual de los actos religiosos, colaborando en el traslado de la Virgen de Nuestra Señora de Butarque y la posterior ofrenda floral, etc”.

 

Por último, y ante las informaciones que apuntan a que podrían suceder episodios como los del pasado año, desde ULEG se quiso “llamar al sentido común de ambas partes y pedirles que reflexionen. Con respecto a las peñas, y siempre desde el respeto a cada una de ellas, solicitarles que, dado que ya se está buzoneando el programa de fiestas, donde se incluyen sus actividades programadas, las desarrollen todas en la medida de sus posibilidades. También que participen del pregón y otras actividades organizadas desde el Ayuntamiento. Desde ULEG podemos entender y comprender el porqué de la postura de estas organizaciones, porque lo hemos sufrido en ‘nuestras carnes’: la incompetencia, la prepotencia, la tozudez y el caciquismo del gobierno de Leganés, encabezado por el alcalde y, sobre todo, la gestión inepta y caprichosa de la concejala de Festejos. Igualmente, solicitamos al Ayuntamiento de Leganés que interceda ante la Hermandad de Nuestra Señora de Butarque para que, como se ha hecho tradicionalmente, las peñas puedan acompañar a la virgen de Butarque el próximo 14 de agosto. Estamos seguros de que entre todos podemos sumar en lugar de restar y hacer de las fiestas de Leganés un ejemplo de unión, convivencia, participación y cooperación”, finalizan desde el partido vecinal.