El partido vecinal de Leganés considera que la salud de los niños y niñas es un derecho y que la decisión de vacunarse no debe depender del sobreesfuerzo de la economía familiar y menos aún en la situación de crisis actual.


Leganés, 25 de septiembre de 2013

Unión por Leganés – ULEG con 4 concejales presentará en el pleno, de este jueves, una moción para instar al gobierno de la Comunidad de Madrid a que las vacunas infantiles sean totalmente gratuitas. Parece contradictorio que mientras en el siglo XIX las grandes epidemias campaban a sus anchas y diezmaban poblaciones por la inexistencia de vacunas, en el siglo XXI con la excusa del ahorro de la administración, no se cubra el coste de las vacunas para los niños y niñas o incluso alguien se permita cuestionar su eficacia. Esto, sin duda provocará diferencias entre familias según el poder adquisitivo de unas y de otras. La vacunación contra el ‘Neumococo’ o la ‘Varicela’ no es un capricho, sino una recomendación clara y precisa de vacunación sistemática de la Organización Mundial de la Salud, de la Asociación Española de Pediatría y de la CDC Americana, entre otros organismos.


El portavoz de Unión por Leganés – ULEG, Carlos Delgado, indicó: “En junio de 2012 la vacuna del ‘Neumococo’ dejó de ser gratuita obligando a los padres a hacerse cargo de los más de 72 € que cuesta cada una, de las 4 dosis que hay que administrar a los bebés durante los 15 primeros meses de vida, lo que supone un desembolso de 288€. Ahora además se pretende que los padres abonen 14€ por la vacuna de la ‘Varicela’ y se quiere complementar la vacunación con la vacuna del ‘Rotavirus’, cuyo precio es de unos 68 € por cada una de las 3 dosis. Es decir que el coste al que tendrán que hacer frente las familias es de 488 € en concepto de vacunación.


Así, según denuncia el partido vecinal, con el recorte que la Comunidad de Madrid, atendiendo exclusivamente a criterios económicos y en absoluto médicos, se pretende ahorrar unos 483.616 euros al año, desentendiéndose de estas vacunas para los niños de Leganés.


Delgado finaliza diciendo: “La salud de nuestros hijos no debe depender del bolsillo de las familias, la salud es un derecho, y la prevención no es un gasto sino una inversión que ahorra mucho dinero y disgustos para el futuro”. Por este motivo, Unión por Leganés – ULEG no sólo ha instado a que la Comunidad cubra las vacunas, sino que en caso de su negativa sea el propio Ayuntamiento de Leganés quien se cargo del coste de éstas, principalmente para las familias con menos recursos”.