Arte y Definición de Compactos S. L., encargada del mantenimiento por “emergencia” en Leganés y perteneciente al círculo de Felipe González Gervaso, conocido como “el lechero”, editor del periódico Al Cabo de la Calle, medio dedicado en exclusiva a difamar a ULEG y a inventarse méritos del alcalde, está utilizando, presuntamente de forma ilegal, una zona frente a la calle Maestro, para acopio y vertido de materiales.




Leganés, 30 de septiembre de 2013


Unión por Leganés – ULEG pondrá en conocimiento de la Policía Municipal de Leganés y del Seprona el vertido de escombros y el acopio de materiales en un descampado junto a la calle Maestro. Según las fotografías que se adjuntan, se observan escombros, basura, elementos de señalización viaria recientemente retirados y material de relleno.


En palabras del portavoz de ULEG, Carlos Delgado: “esta es otra de las chapuzas y sombras de corruptela que rodea a este contrato a dedazo encargado por “emergencia”. A cualquier empresa se le pide una gestión responsable de los residuos, lo que supone un coste económico. A esta, parece que sólo se hace la vista gorda”. Curiosamente, en el pliego de condiciones para la licitación del mantenimiento viario de Leganés, que se estaba preparando durante esta situación de “emergencia” y que quedó abortado por el propio gobierno por las irregularidades denunciadas, a pesar de proclamar su legalidad, no permitía estas situaciones de acopio de materiales y escombros sin trasladarse al vertedero.


La zona es accesible para cualquier persona, ya que no se encuentra con protección, lo que resulta un peligro más que evidente al estar situado en un lugar rodeado de muchos centros educativos. “El ayuntamiento debe ser el primero en cumplir la legalidad y además exigir su cumplimiento a las empresas concesionarias o que trabajan para éste. No se debe olvidar que esta situación de provisionalidad de la empresa, elegida a dedo sin licitación de por medio, se prolonga desde mayo, cuando en abril un juzgado dio la razón a la anterior empresa adjudicataria que solicitó la resolución del contrato de 10 millones de euros por 4 años”.

Delgado finaliza diciendo: “esta situación es insostenible y no se puede prolongar ni un minuto más que una empresa esté prestando servicio sin una licitación que garantice una concurrencia en igualdad de oportunidades. Ya está bien del contubernio entre el alcalde y el empresario Felipe González Gervaso “el lechero” y sus mercadeos persas mediático-económicos en perjuicio de Leganés. Los técnicos y la Oposición ya han señalado desde hace semanas que no hay cobertura legal para seguir con la emergencia, por lo que tanto el alcalde, que se niega a poner en marcha la comisión de investigación que debe depurar responsabilidades por esta “contratación”, como la edil de Obras y quienes les secunden parece que quieren sumar más méritos para hacer el paseíllo ante la Justicia”.


Unión por Leganés – ULEG exige que se clausure y restituya a su estado original la zona de vertido y acopio de materiales y por supuesto que la excepcionalidad de la situación de emergencia deje de ser lo “normal” y se licite de una vez, sin excusas y respetando escrupulosamente la ley, el mantenimiento de vía pública en nuestro municipio.