Unión por Leganés-ULEG se muestra dispuesto a votar a favor de un plan de inversiones alternativo al expuesto por el alcalde, que cubra las necesidades y carencias de la ciudad y de sus ciudadanos.

 

Desde el partido vecinal se remitió un correo electrónico a todos los concejales de la corporación municipal donde indicaban cuál sería la manera idónea de proceder y las prioridades que debería tener el gobierno del PP de Leganés: financiación propia con ingresos ordinarios (sin préstamos bancarios) y proyectos en materia de atención social dirigido a personas y familias desfavorecidas y en riesgo de exclusión social.

 

Leganés, 02 de octubre de 2013


El actual alcalde de Leganés, Jesús Gómez, se comprometió ante notario a poner en marcha una serie de actuaciones antes de finales de 2013 o dimitiría de su cargo. Ayer, martes, tras casi dos años y medio gobernando el PP de Leganés y que su gestión sea más conocida por los continuos líos y el caos administrativo del Ayuntamiento que por haber puesto prácticamente ningún proyecto en marcha, se remitió a los grupos municipales un documento que recogía proyectos valorados en 23 millones de euros, que se financiarían a través de un crédito bancario.

 

Desde Unión por Leganés-ULEG desean informar que se muestran dispuestos a votar a favor de un plan de inversiones, siempre que exista la posibilidad de introducir nuevos proyectos alternativos, que sustituyan a los propuestos por el gobierno del PP, y que cubran de una manera real las necesidades y carencias de la ciudad y de sus ciudadanos.


Así, el portavoz del partido local, Carlos Delgado, aclara que “ayer mismo emitimos un correo electrónico dirigido a todos los concejales donde señalamos cuál sería, desde nuestro punto de vista, la manera más idónea de proceder y las prioridades que debería tener el Ayuntamiento de Leganés: no recurriendo a préstamos bancarios, sino con financiación propia de ingresos ordinarios, y sobre todo, atendiendo primero las demandas sociales de los ciudadanos con motivo de la crisis económica: como ayudas a la financiación de libros de texto y material escolar, becas de comedor, becas para pago de matrículas de universitarios, ayudas para la vacunación de bebés, financiación de ascensores y rehabilitación de fachadas, ayudas a la dependencia y desarrollo del plan de ayuda a personas y familias desfavorecidas de Leganés, ayudas a desempleados sin ingresos, etc.

 

Desde Unión por Leganés señalan que al alcalde y a su gobierno parece que les haya entrado la prisa de repente tras “cerca de dos años y medio sabáticos”. En este sentido, apuntan que “el proyecto de inversiones que nos envían parece una propuesta “enlatada y precocinada” y ya sabemos cómo funciona el alcalde, si alguno le dice “que no” volverá a su retahíla habitual de que ‘la oposición es muy mala’ ‘la oposición quiere bloquear la ciudad’ o nos volverá a colgar bandos en los portales o utilizar el recibo del IBI o similares para mentir con fines partidistas. Por eso, informamos que aprobaremos un proyecto de inversiones que se centre en ‘lo social’ y deje a un lado tanta obsesión con ‘el ladrillo’.


El aumento de la deuda, algo catastrófico y escandoloso


Por otro lado, también critican que se recurra a la fórmula de financiación basada en el préstamo bancario. “Es curioso que el alcalde cuando empezó a gobernar en 2011 hablara de una herencia envenenada de PSOE e IU y criticara la enorme deuda económica del Ayuntamiento, ahora pretenda restar importancia a que para acometer su plan de inversiones deba recurrir a un préstamo que volvería a situar la deuda municipal en cifras similares. Siguiendo la propia lógica y palabras que utilizara por entonces el primer edil, esto podría ser algo catastrófico y escandaloso porque superaríamos los 200 millones de deuda. Obviamente, nuestro grupo nunca dará el visto bueno a los caprichos de un alcalde que no quiera dimitir por incumplir otra vez sus promesas, aunque esta vez será más grave por haberse comprometido en un documento público ante notario”.

 

Como conclusión a la postura mantenida por Unión por Leganés-ULEG, Delgado puntualizó que “el Ayuntamiento debe ser como una casa. Si primero no tienes cubiertas las necesidades primarias (comida y vestido) y pagadas las deudas de tu hipoteca o alquiler, no puedes meterte a comprarte una televisión LED o un viaje a la Riviera Maya… Esto es lo que nos pide que hagamos el alcalde y el PP de Leganés”.

 

 

NOTA: Por su interés, adjuntamos el correo electrónico que desde Unión por Leganés-ULEG remitimos el 1 de octubre a todos los concejales de la corporación municipal:

 

 

Buenos días,

 

Una vez recibida la carta y propuesta de inversiones queremos reseñar lo siguiente:

 

1º. Por problemas de agenda es imposible que ningún representante de Unión por Leganés-ULEG esté presente en la reunión convocada, sin contar con nosotros, en la Junta Municipal de Distrito de La Fortuna. Entendemos además que por la importancia del tema, este asunto se alargará para poder llegar a un acuerdo satisfactorio para todas las partes.

 

2º. Ya adelantamos que si la financiación de estas inversiones no provienen de ingresos ordinarios, es decir, si se requiere un préstamo y un mayor endeudamiento del Ayuntamiento, hipotecando el mismo a largo plazo, creemos que si hubiera que hacerlo sería para temas de carácter social como ayudas a la financiación de libros de texto y material escolar, becas de comedor, becas para pago de matrículas de universitarios, ayudas para la vacunación de bebés, financiación de ascensores y rehabilitación de fachadas, ayudas a la dependencia y desarrollo del plan de ayuda a personas y familias desfavorecidas de Leganés, ayudas a desempleados sin ingresos, etc.

 

3º. El plan de inversiones detallado por el Gobierno de Leganés, salvo alguna excepción, no coincide con las alegaciones aprobadas en los presupuestos de 2012 por ninguno de los grupos de la oposición, por lo que entendemos que tal y como está actualmente redactado por nuestra parte no podríamos aceptarlas. Adjunto algunas de las inversiones que se incorporaron y que fueron precisamente las que motivaron el que no hubiera en contra a los presupuestos:

 

         Una residencia pública municipal.

          Un centro de acogida

          Un nuevo centro para el CAID

          Un nuevo centro cívico para Vereda de los Estudiantes (en el lugar donde el PP pretende construir su gimnasio privado)

          Finalizar el centro cívico en Leganés Norte y Arroyo Culebro

          Instalación de pantallas acústicas

          Instalaciones deportivas de bajo mantenimiento en distintas zonas de Leganés (una de ellas en Leganés Norte, situada en la Avenida María Guerrero, además de la parcela de Campo de Tiro para la construcción de una zona multiusos que haga las veces de recinto ferial y de instalación deportiva).

          Mejoras de las instalaciones deportivas y creación de nuevas instalaciones, principalmente campos de fútbol.

 

En todo caso, entendemos que la prioridad absoluta es lo social y que con cerca de 20.000 desempleados, muchos de ellos y sus familias sin ningún tipo de ingreso, con niños que tienen problemas de nutrición, etc., es una frivolidad hablar de auditorios u otra instalación que en esencia responde a un modelo (el del ladrillo) que precisamente nos ha traído a la situación económica actual, es decir, que aunque sean infraestructuras que nunca esté demás tenerlas no son precisamente lo que necesitan en estos momentos la ciudad y sus ciudadanos. A todo ello se suma la carencia absoluta de una auditoria de carácter económico-financiero y de recursos humanos, también incluida en los presupuestos y no puesta en marcha, que ayudaría a no actuar a ciegas ni a “golpe de declaración notarial con dimisión aparejada”.