ULEG propone un plan para subvencionar ascensores, rehabilitar fachadas y eliminar barreras arquitectónicas en los edificios más antiguos de Leganés

 

Unión por Leganés-ULEG, partido vecinal que cuenta con 12.409 votos y 4 ediles en el Ayuntamiento de Leganés ha presentado una moción al pleno municipal para dinamizar la economía del municipio, generar empleo, mejorar la calidad de vida de los vecinos, en especial los mayores, y revalorizar los inmuebles y barrios más antiguos a través de un programa de ayudas a través de, p.ej., EMSULE que faciliten la accesibilidad a las viviendas.


Leganés, 27 de mayo de 2014


Por su interés, reproducimos íntegramente el contenido de la moción:


Moción del grupo municipal de UNIÓN POR LEGANÉS – ULEG para que el Ayuntamiento y la Empresa Municipal del Suelo de Leganés S. A. adopten como política social prioritaria un plan de ayudas para la rehabilitación de fachadas, eliminación de barreras arquitectónicas e instalación de ascensores en los edificios de los barrios de Leganés más antiguos.


Vivimos un periodo económico complicado en el que los recursos de la administración son muy escasos y las políticas sociales han sufrido un gran recorte. Esto nos lleva a intentar buscar el máximo beneficio social con el mínimo coste económico. En la actualidad, se unen las circunstancias de que el precio de la vivienda ha caído y que el crédito es tan limitado que cuando antes EMSULE vendía sin problemas sus promociones ahora tiene que abrir varios procesos para poder vender viviendas, como las que comenzó a construir en 2010. Por este motivo, Unión por Leganés – ULEG, ve necesario un giro en las prioridades del Ayuntamiento y de la Empresa Municipal del Suelo de Leganés, involucrándose en políticas sociales de rehabilitación y eliminación de barreras arquitectónicas en edificios, mediante un plan de ayudas económicas. Estas ayudas se dirigirían principalmente a aquellos barrios más antiguos de Leganés con población de avanzada edad, como: Las Batallas, Descubridores, Las Vírgenes, La Fortuna, Las Flores, Escritores, San Nicasio, etc.


El efecto que se podría conseguir sin duda sería muy positivo: El principal, que vecinos con escasos recursos puedan emprender mejoras en sus edificios que faciliten su accesibilidad y que sin subvenciones públicas difícilmente podrían acometer las obras necesarias. Por otro lado, se generaría una dinamización económica unida a un beneficio social, que además generaría ingresos vía tributos como el del IVA, ICIO, Tasas por ocupación temporal de vía pública o un canon razonable y justo, si se realizara una utilización permanente de dominio público municipal.


Está claro que es más barato y sostenible rehabilitar que construir nuevos barrios a los que hay que dotar de servicios, mientras los ya existentes están consolidados con unas infraestructuras razonablemente adecuadas como: transportes, centros de salud, comercio, etc. Además, las personas mayores no se verían obligadas a abandonar su entorno social, porque se las está dotando de mayor accesibilidad. Asimismo, esos edificios ser revalorizarían y resultarían más atractivos para que nuevas familias ocupen esas viviendas.  


Es obvio que dedicar 8,5 millones de euros de EMSULE a subvencionar parte de la rehabilitación de fachadas, la eliminación de barreras arquitectónicas o la instalación de ascensores, es más eficiente, eficaz y lo socialmente más justo, pues se beneficiaría a muchos más vecinos que la construcción, con esa misma cantidad de dinero, de 100 viviendas-apartamentos tutelados para mayores, sin menospreciar esta opción y considerándola compatible. Principalmente porque estamos hablando de que tal edificio de viviendas tuteladas generaría unos gastos recurrentes de los que no está claro qué administración se encargaría de mantener, pudiéndose producir el gravísimo problema ya existente en la vecina localidad de Getafe, donde un edificio ya construido y destinado a este menester no ha sido utilizado nunca y ahora se va a dedicar a otros usos después de años.


Un simple dato, subvencionando el 25% de la instalación de ascensores con un máximo de 20.000 € se podrían subvencionar la instalación de más de 425 ascensores o más de 2.300 plataformas salva escaleras, (con un máximo de 3.000 €) o más de 15.000 platos de ducha (con un máximo de 500 €).


En definitiva, se trata de invertir en personas, no en ladrillo, que la administración sea justa y pague las subvenciones comprometidas por la instalación de ascensores desde el 2011, como está haciendo la Comunidad de Madrid, aunque con retraso, y generar una nueva bolsa de ayudas para rehabilitar edificios. Desde ULEG ya hemos reclamado en varias ocasiones al equipo de gobierno mediante ruegos se paguen estas subvenciones concedidas y que las mismas tengan su partida en los presupuestos, alegaciones que una y otra vez han sido rechazadas por el gobierno municipal.


Por todo lo anteriormente expuesto, el Grupo Municipal de Unión por Leganés – ULEG presentamos la siguiente

 

MOCIÓN

Que el ayuntamiento de Leganés, por sí mismo, o como único accionista de la Empresa Municipal del Suelo de Leganés, ponga en marcha la creación de un sistema de subvenciones y ayudas a la rehabilitación, eliminación de barreras arquitectónicas e instalación de ascensores, para edificios situados en barriadas especialmente antiguas asumiendo, en su caso, el pago de las subvenciones comprometidas que aún no ha abonado.



By |mayo 27th, 2014|Categories: Últimas noticias|0 Comments