La imprevisión y gestión chapucera del alcalde de Leganés podría poner en riesgo la celebración y seguridad del concierto del grupo de rock “Extremoduro”

Tras el sorteo de campos de la eliminatoria de ascenso a 2ª División, el fútbol no es el impedimento para la celebración del concierto de “Extremoduro”, ahora son unos informes técnicos quienes declaran ‘no apto’ el estadio municipal de “Butarque” para la celebración de estos grandes eventos por sus graves deficiencias en el plan de autoprotección.


Unión por Leganés-ULEG solicita una reunión urgente de todos los grupos municipales para buscar una solución y trabajar este asunto con “luz y taquígrafos” para que entre todos logremos que  el evento musical más importante y multitudinario del año sea un éxito y acabar con la improvisación y falta de transparencia habida hasta el momento.


Leganés, 10 de junio de 2014


El sorteo celebrado ayer en la sede de la RFEF despejó la incógnita que ha mantenido durante meses en vilo a aficionados del fútbol y del rock. El partido de vuelta de la 3ª ronda por el play-off de ascenso a 2ª División del C.D. Leganés se jugará el próximo 22 de junio en el campo municipal de su rival, el Hospitalet. Se daría por tanto “vía libre” a la organización del concierto de “Extremoduro” en el estadio de fútbol “Butarque”. Sin embargo, una noticia aparecida en los medios de comunicación (ver enlace) pondría en tela de juicio que el grupo de rock pudiera tocar el próximo sábado 21 de junio en dicha instalación municipal.


Válido para el fútbol, pero no para conciertos.

Según la información publicada el pasado jueves y ayer lunes, existen informes técnicos que consideran que “Butarque” incumpliría la legislación vigente, más restrictiva desde el caso ‘Madrid Arena’, en materia de seguridad (plan de autoprotección, evacuación y salidas de emergencia…) para organizar este tipo de espectáculos. Así, el campo de fútbol del “Lega” no estaría catalogado como instalación multiusos y sólo sería apto para la celebración de eventos deportivos… Además, su seguridad actual podría incluso no ser adecuada incluso para sus 8.100 espectadores de capacidad. (Al concierto se espera que asistan más de 15.000 personas). Todo es incertidumbre y declaraciones contradictorias que se suman al “silencio sospechoso” del alcalde y su equipo de gobierno (PP). Con respecto a este tema, desde ULEG señalan que “los informes parecen veraces. Sería muy raro que apareciera alguno nuevo y contradictorio. No es la primera vez que a una instalación municipal le ocurre algo así. Recordemos que La Cubierta ya fue clausurada por motivos similares, y previa recomendación de informes técnicos, y durante meses no pudo celebrar ningún evento”.


Chapuza e improvisación, seña de identidad del gobierno del PP.

Para el partido vecinal, “es increíble que aún estemos así. Hace casi tres meses ya denunciamos de una polémica existente por las fechas y la posible coincidencia del concierto con un partido de fútbol (ver enlace), y visto lo visto ni el alcalde ni el gobierno nos hizo caso. Ha habido tiempo para tomar medidas y buscar soluciones, pero siempre es lo mismo, chapuza e improvisación. Aunque sea por respeto y las dudas existentes, el alcalde debería informar de dónde y cómo se celebrará el concierto. Estamos recibiendo decenas de consultas por e-mail y redes sociales”.


Oscurantismo y clandestinidad de las “condiciones contractuales”.

Según ULEG, tras varios meses de la firma del convenio o acuerdo entre Ayuntamiento de Leganés y los promotores del concierto se desconocen aún los detalles del mismo. “Todo es oscuro y clandestino. Hemos solicitado formalmente a alcaldía que se nos facilite toda la documentación del acuerdo. Como grupo municipal deberíamos estar hace tiempo al corriente de las condiciones y obligaciones “contractuales” del mismo. Por ejemplo, estaríamos interesados en saber quién repondrá el césped y el riego si finalmente se celebrara el concierto en “Butarque”. Igualmente sobre qué ocurriría si se suspendiera o se trasladara el concierto. Nos tememos que existan fuertes penalizaciones e indemnizaciones y que elegir una nueva ubicación suponga un importante desembolso económico de las arcas municipales para así cumplir con las condiciones de los promotores y el acondicionamiento del lugar (por ejemplo, un graderío con miles de asientos para dividir a espectadores “sentados” de “a pie de pista”, una zona VIP o la colocación de un vallado perimetral y la contratación de personal de seguridad para evitar la visualización gratuita del evento o que alguien se “cuele” sin entrada…)”.


Colaboración para que todo salga “lo mejor posible”.

Para finalizar Carlos Delgado, portavoz de Unión por Leganés-ULEG manifiesta “nuestro deseo de que Leganés albergue más conciertos y festivales de rock, por tanto queremos que el más importante y multitudinario evento musical de este año salga bien. “Extremoduro” puede suponer un gran respaldo para los intereses de nuestra ciudad. Nos ponemos a disposición del gobierno, y esperamos que también el resto de grupos, para que entre todos consigamos que todo sea finalmente un éxito, que la gente disfrute con máximas garantías de seguridad y sin que la incompetente gestión del alcalde suponga arruinar más a los leganenses y hacernos perder miles de euros”.

By |junio 10th, 2014|Categories: Noticias|0 Comments