Según el partido vecinal, “todos éramos proclives a ceder un espacio a una entidad tan apreciada en Leganés como Cruz Roja. El gobierno del PP nos dio a entender que era una necesidad para el barrio, que contaba con el apoyo de los fortuneros y que el objetivo era paliar las deficiencias sanitarias por el cierre del servicio de urgencias diario del centro de salud “Marie Curie” de La Fortuna. Pero lo que nos contaron ocultaba mucha información y “letra pequeña” generando una legítima preocupación”.

 

Ante la negativa de los ciudadanos de La Fortuna, desde ULEG ya han trasladado al concejal de Asuntos Sociales y los responsables de EMSULE que lo idóneo sería revocar la cesión de este local y buscar otro alternativo y compatible para el desarrollo pleno de las actividades de Cruz Roja y respetar los justificados temores y la convivencia de los ciudadanos.


Leganés, 3 de julio de 2014

 

Unión por Leganés-ULEG, con cuatro concejales en el Ayuntamiento de Leganés, ante la polémica surgida en el barrio de La Fortuna, se muestra favorable a “dejar sin efectos” la cesión del local de EMSULE a Cruz Roja y buscar otra ubicación alternativa más idónea y que cuente con un mayor consenso y compatibilidad entre los servicios ofrecidos por esta entidad y una pacífica convivencia ciudadana.

 

El partido local denuncia la falta de transparencia del gobierno del PP en este asunto, dado que la cesión del local, apoyada por todos los grupos políticos, venía condicionada a “sustituir” las deficiencias sanitarias de La Fortuna, y sus cerca de 15.000 habitantes, provocadas por el cierre del servicio de Urgencias del centro de salud “Marie Curie”.

 

Medias verdades. Según Ricardo López, concejal y vocal de la Junta de Distrito de La Fortuna, “en el consejo de administración de EMSULE no se nos informó del contenido íntegro del convenio que firmaría el gobierno del PP, aunque sí nos comentaron que el local tendría aulas de formación, atención médica e incluso una ambulancia para el barrio. ¿Quién estaría en contra de algo así tras lo que hizo la Comunidad de Madrid y el alcalde con su voto como diputado de la Asamblea? Hablamos de una institución internacional y reputada de 150 años como Cruz Roja”.

 

En línea con lo anterior, desde ULEG también afirman “sentirse molestos y engañados por el gobierno. Ni se consultó a los vecinos afectados, ni se nos comentó que en este local se ofertarían servicios que no fueran de empleo y formación o sanitarios y de emergencias, como puede ser la intervención social. Tampoco se nos invitó ni a la asociación de vecinos de La Fortuna, ni a los partidos de la oposición a la reunión mantenida el pasado martes, en el edificio de EMSULE… La Fortuna y sus vecinos están especialmente sensibles con estos temas desde que Madrid abriera el centro de acogida de emergencia “Pinar de San José”. Según nos denuncian a menudo, cada vez hay mayor tránsito de personas en estado de embriaguez procedentes de este centro y han aumentado los casos de trapicheo de drogas en el barrio…”.

 

Apoyo incondicional a Cruz Roja y búsqueda de un nuevo emplazamiento para evitar la confrontación. El edil de la formación local finaliza afirmando que “el Ayuntamiento de Leganés debe seguir apoyando la magnífíca labor desarrollada por Cruz Roja en nuestro municipio. Su implicación está fuera de toda duda y queremos que continúe. Sin embargo, las precauciones de los vecinos de La Fortuna también son razonables, dados los antecedentes. Hay veces que hay que dar un paso atrás para tomar impulso. En ULEG creemos en el diálogo y no en la confrontación. Si no se quiere este centro en el barrio pues habrá que buscar otra ubicación más idónea y de mayor consenso. Por eso, pediremos un consejo de administración para revocar la cesión de local y sugerir otros emplazamientos”.