ULEG reclama medios y personal para el CAID, el centro de atención a las drogodependencias en Leganés

A pesar del gran trabajo y la profesionalidad de los trabajadores de Asistencia del Centro Municipal de Atención y Prevención de las Drogodependencias, el servicio se resiente y literalmente no “se da abasto”: faltan al menos 1 médico, 1 DUE y 2 psicólogos y las citas ya se posponen hasta los 2 meses. No se están cumpliendo los convenios de la Agencia Antidroga y muchos pacientes están abandonando los tratamientos. 

“Por desgracia, la habitual desidia del gobierno del PP provoca que Leganés no aproveche los cerca de 100.000 euros en concepto de subvenciones por no contratar el personal comprometido por un convenio con la Comunidad de Madrid”.

 

Leganés, 3 de febrero de 2015.


Unión por Leganés – ULEG, que cuenta con 12.409 votos y 4 ediles en el ayuntamiento de Leganés, quiere denunciar la situación que se vive en el CAID de Leganés donde unos abnegados y magníficos profesionales no dan abasto a los cerca de 350 pacientes que se atienden en el Centro. El Ayuntamiento de Leganés muestra una especial desidia y desinterés en esta materia, olvidando la enorme importancia social de este servicio público municipal. Por convenio con la Comunidad de Madrid la plantilla del CAID debería estar provista por al menos 10 personas, cosa que se incumple en Leganés donde falta, al menos, un médico, dos psicólogos y un enfermero. Lo más lamentable es que este personal estaría financiado casi en su totalidad por la subvención de la Comunidad de Madrid, por lo que los vecinos de Leganés cuentan con un servicio más deficiente, masificado y de peor calidad por obra y gracia de la incompetencia del PP de Leganés, como ya señalaba ULEG recientemente al denunciar que desde octubre no hay servicio jurídico a la mujer en Leganés. “Si comparamos el CAID de Leganés con otros CAIDs limítrofes se ve claramente la reducción de profesionales que se ha producido con el paso del tiempo”, señalan los trabajadores del centro.


Más pacientes y menos personal.


Los profesionales del CAID señalan como cada año crece el número de personas a las que se ha de atender, ya que también atienden el alcoholismo, y cómo a pesar de multiplicarse y sumar en algunos casos las tareas médicas a las de coordinación, es imposible prestar el servicio sin que haya citas que se demoren hasta 2 meses, lo que provoca que el paciente abandone. Actualmente el perfil del paciente drogodependiente es normalizado y nada tiene que ver con el perfil marginal de los años 80.  “ULEG sí considera prioritario el CAID. Hay que tratar con el máximo mimo a sus profesionales y a los pacientes. La nula sensibilidad social de este ayuntamiento se acabará desde el minuto 1 del gobierno que lideraremos a partir del 24 de mayo”, señala Carlos Delgado, portavoz y candidato a la alcaldía por el partido vecinal.