plenoEl partido independiente ULEG insiste en señalar que “si el cambio que ofrece el nuevo alcalde del PSOE es traer viejas glorias manchadas por el escándalo y los amaños como la señora Moreno Bonilla, no sería de extrañar que en breve vuelva el sarkomóvil, la destrucción de instalaciones públicas, los pelotazos inmobiliarios y los enchufismos tan habituales en la anterior época socialista”.

 

ULEG reitera que “cómo vamos a dar ni un día de cortesía a un gobierno que desde el primer minuto se empeña en hacer lo de siempre: llenar Leganés de enchufados, perdonar al PP por el sobrecoste en la Biblioteca Central y cambalachear con ellos el Urbanismo, esconder informes, no dar explicaciones a la denuncia policial contra el concejal-portavoz de Cs o incumplir los mandatos del Pleno, lo mismo que criticaba el PSOE del PP y que tan pronto está imitando”.


Leganés, 14 de julio de 2015

 

El Pleno del ayuntamiento de Leganés aprobó con los votos a favor (18) del grupo proponente (ULEG) y de los ediles de Leganemos y Partido Popular y con los votos en contra del PSOE (6), la siguiente moción que por su interés reproducimos. A día de hoy este mandato del Pleno se está incumpliendo y, a pesar del compromiso del alcalde de entregarlo el mismo viernes 10 de julio, el expediente reservado que acabó con el cese de la directora de informática sigue sin ser entregado.

 

En mayo de 2010 la entonces directora de Informática del ayuntamiento de Leganés, Dª. Virginia Moreno Bonilla, cargo de confianza del gobierno socialista con un sueldo de 80.000 euros/año, es cesada por el ejecutivo liderado por el regidor D. Rafael Gómez Montoya al que también pertenecía el hoy alcalde de Leganés D. Santiago Llorente. Las graves irregularidades puestas de manifiesto por los grupos en aquel momento en la Oposición (PP y ULEG) propiciaron que el propio PSOE pusiera en marcha un expediente reservado para estudiar los escándalos denunciados en la gestión de contratos, donde la sra. Moreno, entre otras acciones, aleccionaba y asesoraba a determinadas empresas (Caso Alvina) cómo debían elaborar las ofertas para así garantizarse la victoria en los concursos públicos municipales.

 

Tal expediente, (ni su contenido concreto, ni sus conclusiones) fue nunca puesto en conocimiento del Pleno, aunque es obvio inferir que del mismo se desprendía que la sra. Moreno Bonilla había actuado irregularmente y en contra de, como mínimo, toda ética puesto que desembocó en el cese de su cargo y en su expulsión del ayuntamiento de Leganés. La señora Moreno también estuvo implicada en otros graves casos de irregularidades (Caso Cuadrifolio o Caso T Systems), que si bien no desembocaron en condena penal, dejaron bien a las claras el oscuro proceder de este cargo de confianza.

Los turbios episodios protagonizados por la sra. Moreno Bonilla ya habían pasado a la negra historia de la ciudad cuando el nuevo alcalde, Santiago Llorente, decidió desempolvarlos al, de manera sorprendente, injustificada e inexplicable, designar a Dª Virginia Moreno Bonilla directora general de Nuevas Tecnologías, el mismo área en el que había dejado su “impronta” y además mediante un proceso ajeno a lo preceptuado por la ley y así señalado por un informe de la Intervención General del Ayuntamiento, ya que no hubo ningún proceso de concurrencia y publicidad a la hora de seleccionar este puesto directivo que, salvo tasadas excepciones, está reservado a funcionarios. Es decir, la voluntad (o capricho) de quien en su momento como miembro del gobierno asumió sin rechistar el cese por graves irregularidades de la sra. Moreno es la única fuente de legitimidad para volver a incorporar al ayuntamiento a quien fue cesada y objeto de un expediente reservado cuyo contenido desconocemos pero que es obvio que, en aras a una mínima transparencia y respeto a los ciudadanos, ha de ponerse en conocimiento público para calibrar en toda su dimensión una decisión política que escapa a la racionalidad para adentrarse en el proceloso mundo de las sospechas y del mercadeo de silencios, favores o similares. 

 

Por todo ello, proponemos al Pleno del Ayuntamiento de Leganés mediante esta MOCIÓN la adopción de los siguientes acuerdos:

 

1.- Instar al alcalde y a la Junta de Gobierno a revocar y/o suspender con urgencia el nombramiento de Virginia Moreno Bonilla como directora general de informática y abrir un proceso de selección conforme a la Ley y a la Intervención General.

 

2.- Poner de inmediato en conocimiento del Pleno y de los portavoces de los grupos políticos el expediente completo que con carácter “reservado” se abrió contra la sra. Moreno Bonilla, para que los vecinos conozcan qué motivó su cese por los mismos gobernantes (PSOE) que ahora la han vuelto a fichar.