ULEG pide la dimisión del alcalde de Leganés, Santiago Llorente, por quemar 500€ de los vecinos en un banquete nocturno a base de cachopos y chupitos

img_2320El partido vecinal independiente exige al regidor “socialista” que devuelva todo el dinero dilapidado en su jolgorio por tierras asturianas, donde como los tristes protagonistas de las “tarjetas black” no se escatimó en lujos culinarios: cachopos, entrecots, ronda de embutidos, setas, chupitos… “Un escándalo que llevamos denunciando desde ULEG hace meses, advirtiendo de cómo el PSOE de Leganés con el silencio del PP han hecho del ayuntamiento un cortijo, donde succionan del presupuesto municipal cónyuges, amigos y estómagos agradecidos varios”.

 

 

Leganés, 18 de octubre de 2016

 

El partido Unión por Leganés-ULEG reclama al alcalde de Leganés si le queda algo de “vergüenza torera” que dimita y devuelva todo el dinero de los vecinos derrochado para satisfacción de su aparato digestivo y el de los que oculta con quién se cita en esas opíparas reuniones de “representación”. El banquete descubierto por parte del primer edil con una tropa aún por identificar por tierras asturianas y de resaca por la visita a Oviedo a ver la Lega (también en coche oficial y gastos pagados a diferencia de cientos de humildes aficionados pepineros que fueron en autobús o en su coche) es la gota que colma el vaso de las reiteradas denuncias que la formación independiente viene formulando desde el principio de la legislatura: desayunos, comidas y cenas en todo tipo de restaurantes de lujo como Txistu o Cebadero, encuentros fuera de Leganés en el centro hostelero de un conocido constructor de Getafe editor del periódico Al Cabo de la Calle, en El Cortijo… La mayoría de los ágapes suponen cifras altas que costean los vecinos de Leganés, una ciudad con 14.000 vecinos en paro, muchas necesidades que cubrir y a los que desde el ayuntamiento se les dice que no hay dinero. ¿Y sí para orujo?

 

“El alcalde dice ahora ante este enorme escándalo que ha devuelto la VISA, lo que viene a confirmar su absoluta falta de escrúpulos. El señor Llorente pude invitar a 5 o a 50 y a 2 cachopos o chupitos o a 200, pero con su dinero. Los recursos públicos son sagrados y no están para sus parrandas y satisfacer su desorbitado modo de vida”, explica el portavoz de ULEG, Carlos Delgado, quien anuncia la “celebración de un Pleno extraordinario para exigir su dimisión, la devolución de todo el dinero y la puesta en conocimiento de la dirección federal del PSOE, si la hay”.

 

Corruptelas que se tapan PP y PSOE en Leganés. La dimensión de la inmoralidad que se vive en la ciudad con la satrapía de Llorente y cía está alcanzado un enorme calibre por el silencio pactado que mantienen el PP y PSOE, secuestrados mutuamente por las tropelías conjuntas o por separado cometidas en la Empresa Municipal del Suelo (EMSULE) y el pacto de hierro que tanto el alcalde como el portavoz del PP han suscrito para repartirse el negocio político del urbanismo. “La ciudad está en manos de dos “responsables” líderes políticos (PP y PSOE) cuyo único objeto es dilapidar los recursos públicos en beneficio particular, bloqueando para Leganés el cambio real que representa ULEG, la única alternativa con acreditada trayectoria de eficacia y honradez”.