Justicia vuelve a dar la razón a ULEG y el TSJM reitera la ilegalidad de los nombramientos de los directores generales del Ayuntamiento de Leganés

Directores generales psoeEl Tribunal Superior de Justicia de Madrid (sección segunda recurso de apelación 468/2016 en resolución notificada el 22 de noviembre), por unanimidad de 4 magistrados y como ya hiciera el juzgado nº 17 de lo contencioso administrativo confirma los planteamientos de ULEG en su demanda (ver sentencia), condena en costas por segunda vez al Ayuntamiento de Leganés y anula los nombramientos del anterior alcalde de 3 directores generales y 1 gerente de personal.

 

Los nombramientos de los 11 directores (51.000 €/año) del actual alcalde Santiago Llorente siguen exactamente el mismo ilegal método que el depurado por la Justicia. “Si se agarran a artimañas o recursos dilatorios que terminen pagando los ciudadanos para excusar el cese de estos cargos innecesarios, presentaremos una querella al alcalde por presuntos delitos correspondientes al Título XIX del Código Penal (contra la administración pública)”.

 

El partido vecinal independiente contactará con los ediles y grupos políticos que aún no están al servicio del gobierno para convocar un Pleno que inste al alcalde a acatar la sentencia y proceda a cesar a unos inútiles cargos, “enchufados generales”, cuyo único mérito (algunos ni tienen la titulación o ni aparecen por el puesto de trabajo) es tener el carné de afiliado al PSOE o IU. “Esta inmoral puerta giratoria no puede durar ni un segundo. Todos estos ex ediles, ex diputadas o ex asesores deberían buscarse un empleo como lo hacen los 14.000 desempleados de Leganés.  Estas redes clientelares nos cuestan más de 1 millón de euros al año. Un dinero que podría destinarse donde realmente hace falta, por ejemplo a políticas sociales para que Leganés deje de ostentar el dudoso honor de ser el último ayuntamiento en el ránking de este área”.

Leganés, 24 de noviembre de 2016. Unión por Leganés-ULEG vuelve a obtener una decisiva resolución judicial en beneficio de los intereses generales demostrando su rigor y que existen motivos cuando tiene que acudir a la Justicia, cuando hace una crítica o presenta una denuncia.

 

El efecto ULEG. Eficacia y honradez para Leganés. Partido vecinal de máxima utilidad para los vecinos. Recordemos varios casos: hace apenas unos meses, ULEG consiguió que se declarara ilegal el vigente presupuesto municipal del PPSOE (elaborado por el PP y defendido por el PSOE) o cómo en su día se consiguió eliminar la injusta tasa de basura o cómo se frenó el intento de especular con el patrimonio municipal, a través de la venta de suelo público para construir chalés de lujo o cómo el Ayuntamiento de Leganés ha sido condenado a rectificar comunicados por existir una clara manipulación informativa en el uso de los medios municipales, condenas por violación de derechos fundamentales al ex alcalde Jesús Gómez, etc. En línea con lo anterior, ahora una nueva sentencia del TSJ, donde el portavoz de ULEG Carlos Delgado ha sido el letrado en la causa, y que supone un duro golpe para el actual gobierno (PPSOE-IU-tránsfuga) que ha convertido el Consistorio en un cortijo perpetuo donde el mérito, la capacidad, la igualdad de oportunidades o la pública concurrencia no exista. “¿Si no existiera ULEG quién defendería así los intereses de los vecinos de Leganés?”, se preguntan.

PSOE e IU defendieron íntegramente tanto en el juzgado como en el TSJ las tesis del PP. La resolución es de máxima importancia porque genera jurisprudencia y tiene un efecto directo respecto a los actuales directores generales nombrados por el hoy alcalde Santiago Llorente, ya que el método, como así consta en el expediente, y así afirmó públicamente el primer edil en el pleno municipal, es exactamente idéntico al del anterior alcalde y su Junta de Gobierno. De hecho, en la vista pública por esta causa, celebrada el 10 de diciembre de 2015, el Ayuntamiento de Leganés defendió la tesis del anterior gobierno del PP, intentando que la juez no llegara al fondo excusándose en que los directores ya habrían sido cesados.

 

Maniobra torticera que posteriormente volvieron a utilizar ante el TSJ con el mismo infructuoso resultado. Ilegalidad de la puerta B o giratoria. Un director general no puede ser un cargo a dedo. Esta sentencia es si cabe aún más contundente que la anterior, avala íntegramente los planteamientos de ULEG y recuerda lo que ya informó la Interventora del ayuntamiento: el acceso a los cargos de directores generales (reservado a funcionarios salvo razón muy justificada) está sujeto a los principios de mérito, capacidad, idoneidad y pública concurrencia, tal y como establece el artículo 13 del Estatuto Básico del Empleado Público. Una exigencia legal que choca con la realidad de los directores generales existentes a día de hoy: ninguno es funcionario, no hubo ni publicación ni convocatoria para presentarse al puesto, alguno no tiene siquiera la titulación académica, y en la práctica totalidad son personas cuyo único mérito es el tener el carné del PSOE o de IU.

 

Pleno extraordinario. Ceses y responsabilidades políticas. Desde ULEG se pondrán en contacto con los partidos  y ediles de la oposición (LEGANEMOS, ediles no adscritos al gobierno y el edil que le queda a C’s) para instar al alcalde a celebrar un Pleno extraordinario donde se exija el cese de estos directores generales innecesarios por su labor y por su alto coste. “Los vecinos de Leganés tenemos que soportar los desvaríos de un gobierno despótico, opaco, ultraminoritario, dividido y sin proyecto, sin autoridad moral para negociar un presupuesto municipal y más preocupado por enchufar a los suyos que por gestionar bien. Leganés se ha convertido en una ciudad sucia, donde a las contratas no se les exige el cumplimiento de los pliegos de condiciones, con creciente inseguridad en las calles y viviendas, con instalaciones educativas y deportivas llenas de goteras y donde EMSULE se ha convertido en el corralito para asuntos ladrilleros. Estamos ante el gobierno del despilfarro continuo, como en el caso de los 12 millones de euros en una rotonda en LEGATEC el gasto en opíparas comilonas “institucionales”, corridas de toros a 30.000 euros, 40.000 euros en fiascos como la ópera Carmen, mientras tienen paradas las obras del Pabellón Manuel Cadenas, la reforma del comedor y cocina del colegio Víctor Pradera, la Biblioteca Central, los centros cívicos de Leganés Norte y Arroyo Culebro, la piscina Solagua… 

 

¿Cuántas becas más concederíamos o cuántos colegios o pabellones deportivos podríamos arreglar simplemente ahorrándonos sus nóminas de más de un millón de euros?

 

El alcalde debería dimitir o someterse a una cuestión de confianza. SOS Leganés.  “El alcalde Llorente unió su suerte a la de estos enchufados directores generales y a lo que dijera el TSJ, ahora lo que tiene que presentar no son unos presupuestos, que sigue sin tener tras 18 meses de gobierno, sino dimitir o vincularlos a una cuestión de confianza, someterse al Pleno y arriesgarse a tener que hacer las maletas”.