El partido local de Leganés pedirá en el pleno que, como han hecho otros consistorios, haya una implicación directa del Ayuntamiento para calcular y exigir la devolución económica íntegra más intereses a las entidades bancarias que incluyeron el ilegal y abusivo suelo hipotecario, u otras cláusulas y evitar nuevos engaños en posibles acuerdos extrajudiciales.

 

 

Leganés, 16 de enero de 2017. El partido independiente Unión por Leganés-ULEG defenderá una moción en el próximo pleno municipal (jueves 19 de enero) para que el Ayuntamiento de Leganés se implique, intermedie y asesore a los vecinos del municipio afectados por denominada “cláusula suelo”, un instrumento declarado por el Tribunal Supremo como ilegal, abusivo y poco transparente que establecía un límite mínimo en las cuotas de las hipotecas, y que además desde el pasado 21 de diciembre, se puede reclamar íntegramente las cantidades económicas cobradas de más desde el momento de la suscripción del préstamo, gracias a una sentencia del Tribunal de Justicia de la UE.

 

“Como pasó en el caso de estafas de Participaciones Preferentes o el ‘caso Funnydent’ volvemos a exigir que el Ayuntamiento de Leganés ejerza su labor de administración más cercana y al servicio del ciudadano, poniéndose a su lado y defendiendo sus derechos. Queremos que a través por ejemplo de la Empresa Municipal del Suelo de Leganés (EMSULE) y en coordinación con la OMIC, la Concejalía de Urbanismo se actúe con un rol de ‘intermediario-asesor’ frente a la entidad bancaria o de crédito que permita llegar a un acuerdo extrajudicial beneficioso para el vecino para recibir íntegramente el dinero adeudado y evitando así ‘negociaciones alternativas’ que realmente pretendan el beneficio de los intereses de la financiera”, señalan desde la formación política vecinal.

 

Por su interés, reproducimos íntegramente el contenido de la moción:

 

Moción del G.M. Unión por Leganés-ULEG para que el Ayuntamiento de Leganés intermedie y asesore a los vecinos afectados por cláusula suelo en sus préstamos hipotecarios.

 

Las cláusulas suelo es una cláusula contractual que establecía un límite mínimo a aplicar en las cuotas de los préstamos hipotecarios aunque los tipos de interés bajaran.

 

En España, desde el 9 de mayo de 2013, el Tribunal Supremo sentenció que el suelo hipotecario era ilegal y abusivo, un fraude bancario que durante muchos años ha perjudicado a millones de españoles. La Justicia Española obligó a que estas cláusulas poco transparentes desaparecieran de los contratos pero negó la posibilidad de reclamar las cantidades económicas cobradas de más por las entidades bancarias desde el origen de la firma de la hipoteca (retroactiva), basándose en la “estabilidad del sector financiero” y las “repercusiones macroeconómicas asociadas”. Sin embargo, desde la Comisión Europea y con la sentencia del pasado 21 de diciembre de 2016 del Tribunal de Justicia de la Unión Europea se contradijo las tesis de la propia Justicia Española respecto a la retroactividad de la devolución de las cantidades cobradas indebidamente por los bancos, pudiendo desde entonces los consumidores afectados por las cláusulas suelo exigir la devolución de todo el dinero que se les haya cobrado de más, e intereses, desde el momento de la suscripción de su préstamo.

 

El Banco de España ha cifrado en unos 4.000 millones el impacto potencial de la sentencia que correspondería a lo cobrado de más entre noviembre 2009 y mayo de 2013, y en torno a 1,5 millones de afectados (3 millones según fuentes no oficiales) por el carácter abusivo de esta cláusula (sin contar a aquellos que en la actualidad estén inmersos en un proceso de “dación en pago” o hubieran sufrido un desahucio por tal motivo).

 

En el mismo sentido, en estos días desde el Gobierno de la Nación se pretende articular un real decreto-ley para establecer una resolución extrajudicial, para evitar la saturación de los juzgados, y un sistema de reclamación que permita un acuerdo entre banca y afectado para que en un periodo máximo de tres meses se devuelva lo adeudado.

 

Pasadas varias semanas tras la sentencia europea, de nuevo nos encontramos en continuas contradicciones donde se pretenden defender los intereses de la banca frente a los derechos de los consumidores con mensajes contradictorios como que “los bancos no disponen de medios suficientes ni personal para tramitar la devolución y atender a todos los afectados” o que “la banca pueda devolver con ‘productos bancarios’ y no en efectivo las cláusulas suelo”. Una situación que puede conducir finalmente a acuerdos poco transparentes o que directamente vuelvan a suponer un fraude bancario en detrimento de los intereses de los afectados actualmente por estas cláusulas abusivas.

 

En línea con lo anterior, desde el G.M. Unión por Leganés-ULEG queremos que el Ayuntamiento de Leganés, como han hecho otros muchos consistorios, se implique en su deber moral de servir al ciudadano y en la defensa de los derechos de nuestros vecinos afectados por esta situación, actuando como asesor o “intermediario” con la entidad bancaria a través por ejemplo de la Empresa Municipal del Suelo de Leganés (EMSULE) y en coordinación con la OMIC, la Concejalía de Urbanismo…

 

Ante el incumplimiento del gobierno del mandato de pleno de crear una oficina o servicio de “Defensa de la Vivienda y el Cooperativista” y ante la falta de actividad real de esta empresa pública, nuestro grupo municipal propone que para facilitar la devolución de los cobros indebidos por las cláusulas suelos u otras cláusulas fraudulentas se cree desde el Ayuntamiento y en coordinación con las delegaciones competentes un servicio ex profeso de asesoramiento para alcanzar acuerdos extrajudiciales con las entidades bancarias donde se analicen los acuerdos contractuales de cada deuda hipotecaria, que se calculen las cantidades adeudadas que se deben reclamar más intereses, y en caso de devolución la actualización de las deducciones en el IRPF, también que faciliten un documento de reclamación dirigido al director y a su Banco para solicitar la anulación de la cláusula de suelo y el reembolso del dinero pagado de más, y además que se ejerza de “intermediario” ante las posibles propuestas de “compensación” al afectado para evitar nuevos engaños.

 

En base a lo anteriormente expuesto, el Pleno del Ayuntamiento de Leganés

 

ACUERDA

 

Que el Ayuntamiento de Leganés como administración más cercana al ciudadano se implique, intermedie y asesore a los vecinos del municipio que quieran reclamar la devolución de la ilegal cláusula suelo, entre otras, defendiendo de sus legítimos derechos y evitar nuevos abusos por parte de las entidades bancarias y financieras.