La Fortuna se está convirtiendo en un polvorín. Alarma social.

Menudeo y tráfico de droga, robos en comercios y trasteros, hurtos con violencia e intimidación, problemas de convivencia…, en los últimos tiempos los problemas en el ámbito de seguridad ciudadana han crecido y los vecinos del barrio comienzan a dar muestras de cansancio ante la inoperancia de los gobiernos municipales y la falta de presencia y efectividad policial.

El barrio de La Fortuna tiene un potencial enorme y ha mejorado mucho en las últimas décadas, pero la dejadez de los gobiernos municipales tanto de PP y PSOE han puesto en riesgo su progreso y ejemplaridad.

Leganés, 10 de abril de 2017

El partido local de Leganés alerta del aumento de la crispación social de los vecinos del barrio de La Fortuna ante el incremento de problemas de inseguridad. De hecho, desde ULEG temen que, ante la falta de mayor efectividad y presencia policial en el barrio sean los propios fortuneros quienes empiecen a tomarse la justicia por su mano. Ayer mismo, el malestar generalizado provocó que, de forma viral, empezaran a trasladarse mensajes en redes sociales llamando a movilizaciones en este sentido.

 

Un problema que viene de atrás.

Desde ULEG señalan que en los plenos de la presente y pasada legislatura de la JMD de La Fortuna se han denunciando los problemas en materia de Seguridad Ciudadana así como la falta de efectivos policiales suficientes para el barrio, etc. Recuerdan que a los problemas de menudeo y tráfico de drogas, de incivismo y convivencia de algunos usuarios del centro de acogida de Madrid, ahora se ha unido el problema de ocupación ilegal de inmuebles y desde hace un tiempo los robos a comercios, hosteleros, vehículos, trasteros o los hurtos con violencia e intimidación a viandantes, etc. En general, problemas bien focalizados y de los que son conscientes tanto guardia civil, policía local y policía nacional, pero que hasta hoy ha sido imposible encauzarlos.

 

La presidenta de La Fortuna es responsable de la situación.

En ULEG se muestran muy claros a la hora de señalar a los responsables: el equipo de gobierno, y en particular personalizan en la presidenta de la Junta Municipal de Distrito de La Fortuna, Angelines Micó, que “más allá vanagloriarse de su nacionalismo fortunero, ha demostrado ser una incompetente presidenta. Nada queda de aquella “pujante” presidenta de una asociación de vecinos capaz de encabezar cuantas pancartas hicieran falta para reivindicar cosas por su barrio… Esta versión política y bizcochada de la señora Micó hace que ahora, cuando los vecinos le piden más presencia policial (como ella hacía en tiempos), se limite a decir que “como es vecina del barrio desde hace décadas, le preocupa lo que allí pasa” para a continuación echarle la culpa a otros como el alcalde y la delegación de Seguridad Ciudadana. ¿De qué vale reunirse para escuchar quejas si luego no se ponen soluciones o se acaba todo en encogerse de hombros o excusándose en otros de lo que debería ser su responsabilidad en la gestión de La Fortuna?”.

 

No se puede generalizar y culpabilizar a todos los políticos, cuando un problema tiene responsables, con nombre y apellidos.

El portavoz de ULEG en La Fortuna, Ricardo López, señala además que “es tal la desfachatez de la presidenta de la Junta (además de 1º Teniente de alcalde) que nos llegó a acusar de que la Comisión de Seguridad no se reunía por nuestra culpa…, porque los vecinos tenían miedo de participar y que les reconocieran. En ULEG a pesar de las múltiples denuncias que hemos recibido de los crecientes problemas en el barrio, hemos mantenido silencio por lealtad y colaboración institucional, tratando y comunicando estas incidencias de forma personal e interna, pero la realidad es que ni se nos convoca, ni se tiene en cuenta nuestra opinión, pero luego sí pretenden señalarnos como culpables de algo que únicamente atañe a la gestión del gobierno de PSOE-IU. No se puede generalizar y querer culpabilizar a todos los políticos. En este caso quieren que seamos parte del problema, pero en ningún caso formar parte de la toma de decisiones o de la búsqueda de soluciones”.

 

La Policía Local pide más.

El partido vecinal ha mantenido reuniones informales con responsables de la policía local de Leganés que son conscientes de la problemática existente en La Fortuna porque los propios vecinos y asociaciones han denunciado “quiénes, dónde, cómo, cuándo”. También conocen las quejas sobre la falta de presencia policial en el barrio. Sin embargo, la respuesta es que con más de 12.000 habitantes, La Fortuna tiene más patrullas policiales que otros barrios de mayor población en Leganés y que para que haya más presencia policial necesitarían aumentar la plantilla de policía local (222 agentes en Leganés), poniendo como ejemplo el Ayuntamiento de Móstoles (354 agentes). Desde ULEG piden soluciones inmediatas, mayor coordinación entre policía local y nacional y que si La Fortuna hoy en día tiene más problemas que otros barrios, se concentren más esfuerzos para erradicarlos inmediatamente.