CASO ‘PORTFOLIO’: un trueque de “oro” por “arena”

Una permuta de suelo perpetrada en 2005 por el edil de Urbanismo supondrá ahora 7 millones de euros extra a los vecinos y hace aflorar un nuevo “conchabeo” del PPSOE de Leganés.

  • A la ya de por sí turbia y difícilmente explicable permuta de suelo que se materializó un 17 de marzo de 2005 por el entonces edil de Urbanismo (PSOE) Florencio Izquierdo y el representante de la empresa Festival Park (ahora Portfolio) por el que el ayuntamiento de Leganés se quedaba con la 11/12 parte de suelo rústico denominado “Fuente de la Mora” para entregar un goloso suelo comercial y de ocio en lo que hoy es Plaza Nueva (PP3) se suma el que los vecinos tengamos que pagar entre intereses y costas judiciales cerca de 7 millones de euros ya que el ayuntamiento nunca quiso cumplir con este acuerdo y la empresa se vio obligada a acudir a la vía judicial.

 

  • ”El silencio del alcalde “socialista” Santiago Llorente es atronador. Él era edil del gobierno local en esos años e incluso miembro de la Junta de Gobierno. Ahora ni sabe ni contesta como demostró en la comparecencia ayer exigida por ULEG en la comisión plenaria de régimen jurídico y Hacienda donde fue visible su nerviosismo y la incomodidad que este asunto le genera por la múltiples derivadas que puede traer, entre otras que ya es imposible esconder el pacto de silencio y de taparse las vergüenzas con el portavoz del PP, Miguel Ángel Recuenco, edil de Urbanismo en la pasada legislatura y corresponsable de una gestión que si no es delictiva se le asemeja mucho.

 

Leganés, 18 de abril de 2017. El resultado de la gestión en comandita del PP y del PSOE en Leganés no puede ser más desastroso en lo que se ha bautizado como el “caso Portfolio”. Lo que en 2005 suponía mediante un acuerdo de permuta el cambio de suelo por suelo (valorados ambos en 12 millones de euros), se traduce 12 años después en que mientras el ayuntamiento se tendrá que quedar con un suelo rústico, protegido medioambientalmente, con “inquilinos” y con una edificación/ermita litigiosa, la empresa Porfolio se va a quedar con más de 28.000 m2 edificables de uso comercial y de ocio en pleno Plaza Nueva (junto al campo del Lega, Carrefour, Mercadona…).

 

Estamos hablando de un “trueque” donde por un lado el ayuntamiento se queda con arena ya que estimamos, a la espera de que nos den los informes municipales reclamados, que actualmente esos terrenos de la Fuente de la Mora no alcanzan un valor ni de 3 millones de euros, mientras entrega oro, puesto que esas parcelas en el PP3 pueden alcanzar los 30 millones de euros según se cuantificó en su día cuando se pretendió su venta y fue frenada por un recurso judicial de ULEG. No contentos con este acuerdo leonino, fruto del malhacer de nuestros gobernantes municipales se suma a la “factura” la astronómica cifra de 7 millones de euros que por sentencia judicial firme se tendrán que abonar a la empresa por los intereses y costas generados por no haberse materializado la permuta en 2005.


El alcalde “socialista” tragaba y el portavoz del PP miraba al suelo.

Las dudas sobre esta operación son innumerables (para empezar resulta sorprendente que un contrato “privado” entre un edil de Urbanismo y un empresario vincule a todo el Ayuntamiento) y no ayudaron a despejarlas precisamente las comparecencias ayer en la Comisión Plenaria de Régimen Jurídico y Hacienda del alcalde y del jefe de la Asesoría Jurídica. Las respuestas del alcalde dieron vergüenza ajena intentando primero esparcir las culpas con otros ediles del PSOE y de IU con los que compartía gobierno y Pleno, desconocer por qué el gobierno del que formaba parte nunca quiso cumplir con el acuerdo de permuta suscrito en 2005 y apelando al portavoz de ULEG a que pidiera explicaciones al anterior jefe de la asesoría jurídica (nombrado por el PP) para saber por qué se había defendido la causa tan rematadamente mal y de manera tan gravosa para los intereses municipales.

 

Mientras, el portavoz del PP callaba, miraba al suelo y sólo era visible un enorme enrojecimiento de su tez ante la enésima prueba de cómo las hipotecas mutuas entre el alcalde y el sr. Recuenco lastran la gestión municipal y les tiene también unidos en un matrimonio espurio de mera autoprotección personal. Hemos de recordar que el proceso judicial en la vía civil comenzó durante la legislatura del PP y la sentencia de 1ª instancia luego ratificada por la Audiencia Provincial es de febrero de 2015 (gobierno del PP). Un proceso judicial al que tampoco se entiende que el PP no pusiera coto cuando son innumerables los requerimientos por la empresa para que se cumpliera el contrato de permuta para evitar acudir a la Justicia.


Operación que debe acarrear dimisiones e investigación penal.

¿Qué intereses ocultos están detrás de una permuta donde el ayuntamiento elige un suelo de más que discutible valor y qué intereses ocultos hay para que esa permuta no se ejecute durante años acarreando unos intereses y costas que van a suponer a los vecinos de Leganés un desembolso extra de al menos 7 millones de euros?

¿Es un pelotazo urbanístico?

¿A qué se debe el oscurantismo, el silencio y la clandestinidad con la que PSOE y PP han tratado este asunto?

¿Qué papel jugó en toda esta operación Realia, Caja Madrid y los tentáculos políticos y de los consejeros de administración “políticos” de aquella época?

¿Cómo se ha llegado a esta situación y tienen a desvergüenza de querer irse de rositas?

¿Por qué desde hace un año no se pone en marcha la comisión de investigación aprobada en Pleno para aclarar estos millonarios pleitos?

 

Muchas preguntas se hacen desde ULEG, quien se muestra indignado por este nuevo episodio que esquilma las arcas municipales y que se suma a otras tropelías recientemente denunciadas por el partido vecinal.

 

“El gobierno de Leganés lleva años en manos de ineptos o de auténticos delincuentes. Si es el primer caso ya es hora de que los vecinos despierten y desalojen al PPSOE de una vez del poder. Si estamos ante el segundo no sabemos a qué espera la Fiscalía y la Justicia para proceder a investigar y encausar a los responsables”.