“No hay nada que genere más alarma social que el silencio, la pasividad o el negar la realidad por parte de las autoridades ante las situaciones de inseguridad”

Leganés, a 3 de julio de 2017. El partido vecinal ULEG, líder de la Oposición en el ayuntamiento de Leganés, lleva a las comisiones plenarias y al Pleno que se celebrará en el mes de julio diversas iniciativas centradas en el área de Seguridad, una competencia que desempeña el propio alcalde “socialista” de Leganés, Santiago Llorente, si bien la delega en uno de sus directores ilegales, un cargo de confianza nombrado a dedo y edil del PSOE en la pasada legislatura, Óscar Oliveira.

“Los problemas se amontonan en las delegaciones donde el primer edil no tiene un concejal responsable y la asume Santiago Llorente si bien con un enchufado general como testaferro. Así vemos el desastre en el área de parques y jardines u obras, donde no hay día donde no se caiga un árbol y cada obra se eterniza como El Escorial, lo que sucede en Urbanismo e Industrias, donde una sencilla licencia de obras para que un particular pueda hacer una vivienda en su propio solar puede tardar más de un año, por no hablar de las trabas burocráticas para instalar una empresa o, especialmente en los últimos tiempos en Seguridad Ciudadana”
, señalan desde el partido vecinal ULEG.

Castillos hinchables, robos en La Fortuna, incivismo en Los Frailes…

Desde el partido independiente se muestran muy preocupados por la poca atención que desde el gobierno municipal (PPSOE+tránsfugas) se muestra por la seguridad ciudadana. Lamentan que lo que es pan de cada día en el entorno de La Cubierta (peleas, ruidos, incivismo e incluso atropellos) sea calificado como algo “aislado” por parte del propio alcalde.

 

También señalan desde la formación liderada por Carlos Delgado que “han aumentado las quejas vecinales por lo que podrían ser carreras ilegales de coches en algunas zonas de Leganés, en especial en Leganés Norte. A esto se suma los reiterados episodios donde castillos hinchables han provocado heridos en nuestra ciudad, los robos y agresiones en determinados lugares del barrio de La Fortuna o incluso en Arroyo Culebro…”. En palabras del propio portavoz de ULEG, “no hay nada que genere más alarma social que el silencio, la pasividad o el negar la realidad por parte de las autoridades ante las situaciones de inseguridad que se están viviendo en Leganés y a las que no ayuda precisamente a solucionar esta política del PSOE y sus socios de quitar importancia a lo que realmente lo tiene”.