ULEG denuncia que el alcalde ha convertido la Comisión de Contratación en una auténtica pantomima

Desde que se cesó al anterior presidente, el edil de ULEG Carlos Aranzana, la Comisión de Contratación tapa continuamente los contubernios entre el gobierno municipal y las contratas: la última es el incumplimiento en un área tan sensible como el mantenimiento de los extintores contra incendios.

Leganés, 28 de septiembre de 2017

Nos encontramos ante la enésima confirmación de que lo que Santiago Llorente perseguía con el cese del edil de ULEG, Carlos Aranzana, como presidente de la Comisión de Contratación, órgano tradicionalmente presidido por un edil del principal partido de la Oposición y encargado de fiscalizar los contratos del consistorio: evitar que se pudiera controlar al gobierno y el grado de cumplimiento de las contratas municipales o de las concesiones como por ejemplo “La Cubierta”.

Extintores sin mantenimiento.

Según indica el edil de Unión por Leganés – ULEG, Carlos Aranzana: “Llevamos tiempo avisando de los incumplimientos de la empresa encargada del mantenimiento de las instalaciones contra incendios del ayuntamiento y hemos asistido, por parte del gobierno del PSOE a una burda operación de maquillaje”. El pasado mes de junio la empresa Servicoin, adjudicataria del servicio, solicitó al ayuntamiento poder cederle el contrato a la empresa vasca Sabico Seguridad SA. En el mes de agosto la Junta de Gobierno Local autorizó esa cesión, a pesar de que el 30 de septiembre finalizaba la prórroga del contrato. La segunda prórroga se ha tramitado de forma exprés. Existen más que evidencias de que la empresa adjudicataria del mantenimiento contra incendios dejó de realizar el mantenimiento preventivo al principio de año. Así se desprende de las etiquetas de los extintores, bocas de incendios y central de alarmas de muchos edificios municipales, que aún no han sido cambiadas. Lo llamativo de todo esto es la pasividad del Director “irregular” Javier Márquez, sin duda, una actitud irresponsable e insostenible.

En palabras del edil de ULEG: “Desconocemos si el descontrol en la Delegación de Sostenibilidad es fruto de la incapacidad de su Director, puesto a dedo por el alcalde, sin la titulación necesaria y sin ningún proceso selectivo o de otras cuestiones más turbias”. Desde ULEG se pregunta qué se necesita para que en este ayuntamiento un incumplimiento grave, puesto que hablamos de la seguridad de las personas, sea sancionado. Sin duda, la cesión del contrato ha sido una salida fácil para evitar la sanción, a la vez que hemos tenido instalaciones contra incendios cuya última revisión data del mes de enero. (Así lo demuestran las fotos tomadas esta misma mañana en una escuela infantil municipal o en el edificio de Plaza España con extintores caducados desde diciembre de 2016 al haber superado la vida útil de 20 años. En la actualidad la nueva empresa está realizando la puesta al día de las revisiones).

Poco a poco el alcalde del PSOE ha conseguido una desconexión programada para que el pleno no controle al gobierno. Llevamos cerca de un año sin que en los plenos se realice la parte de control. Conseguir documentación de la Delegación de Sostenibilidad es una tarea titánica llegando a tener que recurrir a los tribunales. La hoja de ruta de Llorente parece bastante clara y es que las empresas campen a sus anchas sin que sean molestadas y poder establecer una relación de “entendimiento” con el gobierno.

Llorente ha convertido la Comisión de Contratación en una farsa.

Hoy se ha vuelto a celebrar una sesión y nuevamente como signo de protesta Unión por Leganés ha abandonado la sesión por la actitud antidemocrática del alcalde socialista Santiago Llorente como actual presidente de la Comisión. Hoy más que nunca ULEG cree que Llorente ha convertido la referida comisión en una farsa, puesto que ha ocultado a todos sus miembros las circunstancias que han rodeado este contrato para así evitar las críticas y la petición de responsabilidades o que se sancione a la empresa. “Aun así, vamos a pedir la incautación de la garantía depositada por la empresa inicialmente adjudicataria por los incumplimientos”, indican desde Unión por Leganés – ULEG.