ULEG se compromete a votar a favor de la aprobación inicial del presupuesto para permitir que la ciudadanía de Leganés pueda participar en su debate y elaboración final

Ante el bloqueo del gobierno municipal, el partido independiente ha remitido una carta al primer edil, Santiago Llorente, poniendo encima de la mesa una propuesta que deja al alcalde sin excusa ni coartada para seguir incumpliendo la principal obligación política, cívica, moral y legal de un gobernante local: presentar unos presupuestos al Pleno para su debate, enmienda, aprobación o devolución.

Leganés, a 23 enero de 2018.

 

Por su interés, reproducimos la carta remitida al alcalde.

Sr. Alcalde D. Santiago Llorente Gutiérrez:


Desde el principal grupo de la oposición que representa Unión por Leganés-ULEG nos dirigimos a usted con una propuesta que sacrifica legítimos planteamientos de partido en beneficio de sacar al ayuntamiento de Leganés de una situación difícilmente explicable y claramente insostenible e irracional. Es una iniciativa generosa que pone en la pirámide de las prioridades la satisfacción del interés general y la plasmación en la norma más importante que ha de acometer un Consistorio (sus presupuestos) de la pluralidad y la sensibilidad democrática de una ciudadanía tan heterogénea como es la sociedad leganense, permitiendo que esa sociedad, con sus entidades, colectivos vecinales, clubes deportivos, grupos municipales puedan participar y contribuir en el más básico debate y que hasta el momento está siendo injustificadamente hurtado, el debate presupuestario.


No parece responsable que vaya a transcurrir todo un mandato municipal, 4 años completos sin que, como ya ha anunciado usted, no vaya a haber nuevos presupuestos y ni tan siquiera estos hayan sido discutidos, confrontados, enmendados o enriquecidos con la intervención de los representantes públicos y del conjunto de la ciudadanía.


Los presupuestos son la más importante herramienta económica, financiera, política y jurídica para llevar adelante un modelo de ciudad, con sus consiguientes prioridades en lo social, en infraestructuras, equipamientos, seguridad, empleo, medio ambiente…Presentar unos presupuestos al Pleno no sólo es una obligación política, cívica y moral, sino además un deber normativo tal y como marca la Ley de Haciendas Locales. Es más, el propio ordenamiento jurídico faculta métodos excepcionales para sacar adelante unos presupuestos como es someter los mismos a una cuestión de confianza. Esta obligación está siendo reiteradamente incumplida por el gobierno de esta ciudad que usted dirige, además en un contexto que sólo causa asombro y desafección, más aún si cabe cuando se enarbola un programa “socialista”: los presupuestos hoy vigentes son los aprobados en 2014 por el gobierno del PP a puerta cerrada (en Junta de Gobierno) y a espaldas del Pleno mediante un mecanismo que terminó siendo declarado inconstitucional por vulnerar el principio democrático. Unos presupuestos que fueron tachados por ustedes mismos de antisociales y que fueron impugnados en los tribunales por el PSOE, IU y ULEG. Unos tribunales que sentenciaron la ilegalidad de tales presupuestos pero que paradójicamente mantienen su eficacia porque en el culmen de la incoherencia, ese mismo PSOE que impugnó esos presupuestos es quien hoy los mantiene artificialmente con vida al recurrir la sentencia que los declaraba ilegales y con ello impedir la firmeza de la resolución judicial.

 

Una situación tan desquiciada y desquiciante que se suma a la práctica institucional que se vive desde hace dos años y medio, donde no sólo se mantiene el presupuesto del PP, sino también sus ordenanzas fiscales, su plan económico financiero y son los apoyos del PP los que permiten la aprobación de la inmensa mayoría de las modificaciones presupuestarias, que como parches atienden a satisfacer intereses sectoriales, incluso clientelares, sin poner el foco en la necesaria visión general y global que merece una ciudad de 190.000 habitantes y que se pronunció en las urnas el 24 de mayo de 2015 precisamente no de manera favorable a las tesis del entonces partido gobernante. Es decir, no está habiendo ningún bloqueo en la gestión de la ciudad, más bien se bloquea cualquier medida o iniciativa que no cuente con la bendición del PP.

 


Ante este callejón al que ha derivado la obcecación del alcalde y de su equipo de gobierno al no presentar siquiera unos presupuestos al Pleno bajo la excusa o coartada de anticipar de antemano la negativa de los grupos políticos a poner en marcha unos nuevos presupuestos, desde Unión por Leganés-ULEG manifestamos públicamente, y en demostración de que hay principios superiores y que jerarquizamos nuestros sentimientos poniendo por encima los intereses generales de Leganés, nuestro compromiso no sujeto a condición previa a que el voto de los 6 ediles de ULEG será a favor del proyecto de presupuestos que se someta a votación inicial al Pleno del Ayuntamiento de Leganés, permitiendo así de este modo a que se propicie ese tan sano como imprescindible debate democrático donde todos los grupos políticos, ediles y el tejido social de Leganés se pronuncien con transparencia y profundidad sobre los presupuestos de su ciudad.

 


Entendemos y a nadie se le escapa que con este voto favorable de ULEG no quedan excusas para no presentar a la cámara de representación de los vecinos ese proyecto de presupuesto puesto que habría la casi total certeza de que saldrá inicialmente adelante, puesto que a los 13 votos afirmativos ya garantizados se incorporaría o, al menos se abstendría, algún otro edil e incluso grupo político.
Creemos sr. Alcalde que hay ocasiones donde la realidad, queramos o no, nos obliga a actuar. Hay actuaciones que pasan desapercibidas y otras quedan, para bien o para mal, marcadas en la Historia, generando nuevos escenarios que desbloquean situaciones que parecían enquistadas para siempre. La propuesta de ULEG también descansa en la legitimidad que nos da nuestra posición central en el tablero político de Leganés. Confiemos en que sepa usted estar a la altura de las circunstancias y del momento político y aproveche una oportunidad para que con hechos se demuestre el compromiso que ha de guiar a todo edil y representante público: deberse antes a su pueblo que a su organización. Así hacemos desde ULEG y le invitamos a usted y a su equipo a sumarse.


A la espera de su contestación.

Atentamente.


PORTAVOZ DEL G.M. DE UNIÓN POR LEGANES-ULEG