El alcalde de Leganés decide perder tres millones de euros al prorrogar el contrato de limpieza

El próximo 30 de octubre de 2018 acaba el contrato de limpieza de las calles de Leganés adjudicado a Valoriza Servicios Medioambientales S.A, empresa que nos escatimó 45.000 euros para no instalar pedales de apertura en los nuevos contenedores de basura pero todo apunta a que seguirá prestando servicios un año más ante la imposibilidad de realizar una nueva licitación antes de la fecha de fin de contrato.  

Desde ULEG sospechan que con esta prórroga se pretende, además de mantener la red clientelar tejida por el PSOE y determinadas contratas, una maniobra tortuosa camuflando una operación en favor de la empresa por la que se efectivamente se gastaría 45.000 euros en la instalación de los demandados pedales para los cubos de basura, pero a su vez se ahorraría los 3 millones de euros que tendría que abonar en concepto de “mejoras” si tuviera que firmar un nuevo contrato con el Ayuntamiento de Leganés. 

Leganés, a 12 de febrero de 2018. El partido Unión por Leganés – ULEG, principal partido de la oposición y líder del próximo gobierno municipal, viene preguntando sin respuesta desde septiembre de 2017 por la decisión del alcalde respecto al contrato de servicios más importante que este ayuntamiento mantiene con Valoriza Servicios Medioambientales SA, para la limpieza viaria y que cumplirá el próximo mes de octubre. Las alternativas se reducen a dos: prorrogar a la empresa actual por un año más, con posibilidad de un segundo año, o sacar un nuevo contrato antes del vencimiento y que opten las empresas que lo deseen.  Todo indica que desde la controvertida Delegación de Sostenibilidad se apuesta por prorrogar a la empresa en lugar de buscar el beneficio de la ciudad.

UN NUEVO CONTRATO PODRÍA SUPONER 3 MILLONES DE EUROS EN MEJORAS PARA LEGANÉS

Además del servicio principal de limpieza, con este contrato valorado en 20 millones de euros se obtienen otros servicios y mejoras por más de 3 millones de euros. Por poner un ejemplo, cuando Valoriza fue adjudicataria se le obligó a la construcción de 20 islas de contenedores soterrados, 4.602 contenedores nuevos, dos puntos de recarga para vehículos eléctricos dentro del almacén municipal, otro punto de recarga público para vehículos eléctricos, (aún no se ha exigido a la empresa su instalación) y 2 vehículos eléctricos (sin coste durante el contrato para el personal del Ayuntamiento de Leganés).

En relación a este tema, el edil Carlos Aranzana afirma que: “si hubiera posibilidad de hacer un nuevo contrato y que otras empresas se presentaran, este ayuntamiento podría obtener más mejoras por un valor similar o si se desea abaratar el contrato si únicamente se restringiera al servicio de limpieza. Pero a estas alturas lo único que obtenemos es silencio por parte del gobierno lo que hace indicar que se ha tomado la decisión de prorrogar, aunque no quieran o se atrevan a decirlo”. 

EL TRUEQUE DE LOS PEDALES 

Hace unos meses, desde el grupo político de los vecinos de Leganés se valoró en menos de 50.000 euros la instalación de pedales a los contenedores, una cantidad ínfima si se compara con los 20 millones de euros que paga y pagará el Ayuntamiento de Leganés a la empresa.  “Veremos cómo en unos meses con la prórroga de este contrato se instalarán los demandados pedales, lo que significará que estamos cambiando 50.000 euros a cambio de dejar de percibir las mejoras valoradas en 3 millones de euros que supondría un nuevo contrato con esta o una nueva empresa. Todo es un sinsentido. Por ejemplo, si el director general de Sostenibilidad dijo que se estaría prevaricando por haberle exigido a la empresa afirmó que de haber exigido a la empresa los contenedores con pedal (al no estar detallado en los pliegos técnicos), no habría prevaricado también al existir contenedores diferenciados para los comercios con apertura de llave (que tampoco están incluidos en los mismos pliegos). 

Desde ULEG también informan que con la llegada al poder de los “socialistas” se modificó el contenido del contrato, cambiando por ejemplo el número de contenedores y “privatizando” a finales de 2016 el servicio de limpieza en varias zonas (las Vírgenes, Derechos Humanos, Los Frailes, Los Santos, etc.) que hasta aquel momento se cubría con plantilla municipal y que además supuso un incremento de coste de un 10% para las arcas municipales.

GOBIERNO DE PSOE Y CONTRATAS MUNICIPALES: “YO TE DOY CREMITA, TÚ ME DAS CREMITA”

Desde el partido independiente se avanza que en las próximas fechas se informará de cómo las contratas municipales se han convertido en una de las vías de enchufismo para la creación de redes clientelares del PSOE. “Cuando uno hace el favor de mirar para otro lado en las exigencias del pliego y de las obligaciones del contrato, o te salva de apuros como con la instalación de las talanqueras en los encierros, el otro mira con mucho mimo que la incorporación de trabajadores a la contrata cuente con la aprobación de la calle Charco”, concluyen.