La Policía Local de Leganés harta del ninguneo en material y recursos por parte del alcalde

El malestar de los agentes es palpable por la falta de ropa en la uniformidad, el que muchos chalecos antibalas estén caducados o por la insuficiencia de emisoras, entre otros problemas.

Leganés, a 23 de abril de 2018

 

Unión por Leganés – ULEG traslada a la opinión pública las quejas que le han transmitido numerosos agentes de la Policía Local de Leganés y denuncia la situación que están sufriendo en cuestión de material y la escasez de personal debido a las jubilaciones. En el pasado pleno se vieron varias mociones de diferentes partidos, entre los que se encuentra ULEG, señalando el problema existente de vertidos incontrolados en la ciudad. El gobierno anunció un dispositivo para evitar estos vertidos, sin duda consecuencia de las quejas por el mal estado de caminos y alrededores del polígono industrial de Prado Overa, Legatec, etc.

Según el edil de Unión por Leganés ULEG, Carlos Aranzana: “la cantidad de escombros acumulados, junto a que no se ha ejercido un control continuado de estas zonas, hace que el problema no mengüe a pesar de que hay una empresa encargada de la limpieza y la retirada de escombros por 120.000 € al año”. Desde el partido vecinal se ha criticado que no se restrinja el acceso por los caminos de los vehículos a motor, así como la falta de medios de los agentes. Si el gobierno del Sr. Llorente presentara unos presupuestos, que sabe desde hace 90 días que ULEG apoyaría, la situación mejoraría. El concejal de la formación independiente prosigue diciendo: “ULEG defiende en su programa electoral una patrulla verde. Aunque actualmente la Policía Local carece de vehículos todoterreno y los que en breve se recibirán serán de “renting”, mucho más caros que si fueran propios, además no serán 4×4, lo que es un contrasentido si estos tienen que circular por caminos”.

LA FALTA DE EQUIPACIÓN DE POLICÍA LOCAL UNA QUEJA CONSTANTE.

A la falta de emisoras, sonómetros, etilómetros sin calibrar o prestados por otras policías se une el escaso número de prendas o la caducidad de los chalecos antibala. A los agentes solo se les da un pantalón de verano y un polo de manga corta y otro de invierno y polo de manga larga al año. Insuficiente si tenemos en cuenta que los agentes trabajan 7 días seguidos librando otros siete. El número de chalecos que se tiene previsto adquirir no garantiza la sustitución de los ya caducados y de los que caducan próximamente. Además, durante la semana pasada el ayuntamiento de Leganés se quedó 2 días sin grúa.
“Al alcalde y a su incompetente e ilegal director del área, la seguridad ciudadana no le interesa y lo único que hace es derivar la responsabilidad a otros cuerpos o administraciones”
, concluyen desde ULEG.