El alcalde de Leganés privatiza los conserjes de los centros de mayores y bibliotecas

Llorente (PSOE) continúa con su plan de “demolición” y externalizaciones del ayuntamiento.

Santiago Llorente llevó a la pasada Comisión de Contratación un contrato para externalizar los conserjes de los centros municipales de mayores y bibliotecas: cuando se adjudique el contrato se dejará de prestar este servicio con personal propio los fines de semana y festivos.

Leganés, a 29 de octubre de 2018.

El partido vecinal Unión por Leganés – ULEG denuncia que el alcalde “socialista” de Leganés, Santiago Llorente sigue siendo fiel a su hoja de ruta e ideario ultraliberal. Ahora la intención del primer edil es la de “demoler” el ayuntamiento y, como pésimo gestor que es, acabar con el empleo público y reducir el número de trabajadores de la plantilla municipal.

En la Comisión de Contratación del pasado viernes el gobierno informó del contrato que pretende sacar para que los auxiliares de control (conserjes) de la mayor parte de los centros de mayores, de la biblioteca Julio Caro Baroja en el CC. José Saramago, del teatro Egaleo y de otros centros aún sin definir, sean trabajadores de una contrata, en lugar de trabajadores municipales, durante los fines de semana y fiestas. Para el concejal de Unión por Leganés – ULEG, Carlos Aranzana: otra nueva externalización, en este caso el primer paso para privatizar los auxiliares de control de las instalaciones municipales”.

Un alcalde liberal acomplejado.  Cabe recordar que durante esta legislatura el alcalde ya ha externalizado el almacén municipal, el mantenimiento de edificios municipales, ha privatizado la limpieza de varios barrios (que hasta el 2016 se realizaba con personal municipal), incluso ha llegado a regalar la gestión de nuestros bomberos a la Comunidad de Madrid, a pesar de las numerosas críticas que recibe la administración regional en materia educativa, sanitaria, sociales, etc. El alcalde Llorente es un liberal acomplejado porque dice ser de izquierdas, pero actúa exactamente igual que la derecha que tanto critica”, continúa Aranzana. Además, desde ULEG también se informa de que este contrato tiene un apartado que incluye servicio de vigilantes de seguridad para las dependencias municipales” donde el partido vecinal advirtió de un error en los horarios que dejaría sin personal de vigilancia todas las dependencias en las madrugadas de los lunes de 0 a 8 horas.

Por último desde ULEG se preguntan si en el último acuerdo que hubo entre Llorente y las centrales sindicales para la creación de 30 puestos de trabajo, el alcalde les comentó la intención de recortar la plantilla municipal de auxiliares de control (conserjes). ¿Habrá esta vez reacción de sindicatos?