Diversas sentencias, los juzgados de primera instancia, la Audiencia Provincial siempre pidieron la absolución de los concejales de ULEG y, a su vez, señalaron las continuas contradicciones en las distintas declaraciones que realizó el director general ante la policía, medios de comunicación y en sede judicial.

Leganés, 21 de enero de 2019El principal partido de la oposición, ULEG, ha presentado en los juzgados una querella contra el director general del PSOE de Leganés, Javier Márquez, por los delitos de denuncia falsa y falso testimonio contra los concejales de ULEG, Carlos Delgado y Carlos Aranzana, a quienes acusaron de una agresión que únicamente sucedieron en su imaginación y cuyo objetivo era menoscabar la imagen pública y “liquidar” políticamente a quienes son los principales rivales del PSOE y, según las encuestas, integrantes del futuro gobierno y próximo alcalde del municipio. 

En el contenido de la querella registrada se piden 3 años de prisión y que un forense analice si Javier Márquez tiene sus facultades mentales en orden. Igualmente se insta a la Justicia a investigar la probable complicidad del alcalde en este criminal montaje desmontado por una grabación “in situ” y por sentencias judiciales ya firmes. 

En ULEG esperan que los ciudadanos desalojen del poder en las próximas elecciones a estas personas que “manchan el nombre de Leganés”, que “carecen de escrúpulos” y que “no merecen ser los representantes de nuestros vecinos”.  Así se pronuncian los propios concejales afectados por este montaje pertrechado desde el gobierno “socialista” de Leganés: 

– Carlos Aranzana: “Toda esta gran mentira surge porque descubrimos la manipulación de documentos públicos. Si son capaces de hacer esto con nosotros, qué no serán capaces de hacerle a un ciudadano de a pié. Vivimos una legislatura donde se nos impide acceder a la documentación a la que tenemos derecho por ser concejales”.

– Carlos Delgado: Nos enteramos por redes sociales del invento del sr. Márquez e imaginamos que junto al alcalde se montaron toda una fábula más  propia de la “Sicilia italiana”. ¡Llegaron a acudir con un cabestrillo a una rueda de prensa! Si no hubiéramos tenido una grabación hoy seguramente estaríamos de dos “desahuciados” como políticos por una vil mentira. Pero además estaríamos señalados como padres, hijos y como ciudadanos.