El juzgado de instrucción nº 8 de Leganés ha dado plazo de diez días al Ministerio Fiscal y a la acusación particular para presentar escrito de acusación y apertura de juicio oral una vez ha concluido su labor, determinando que de la instrucción y de la documental aportada (la grabación de los hechos y el juicio por el que se absolvió de las falsas agresiones al líder de la oposición Carlos Delgado) quedaría “indiciariamente acreditado” que el investigado Javier Márquez habría cometido los delitos de denuncia falsa y falso testimonio.

Leganés, a 20 de junio de 2019.

 

El flamante tercer teniente de alcalde, presidente de la Junta de Distrito de Zarzaquemada y concejal de Obras e Infraestructuras se enfrenta a penas que podrían alcanzar los 3 años de cárcel y 50.000 euros por daños morales por haberse inventado una agresión de los concejales de ULEG Carlos Delgado y Carlos Aranzana. Agresión por la que la Justicia absolvió en firme a ambos ediles gracias a una grabación íntegra de los hechos que desmontó toda la patraña orquestada allá por marzo de 2018 por el aquel entonces director general de Sostenibilidad, quien aseguró que en su despacho y con ocasión de una visita de los ediles para ver un expediente de la delegación “se le había pegado, llamado chorizo, corrupto, sinvergüenza, te vas a ir a una esquina, sufriendo presuntamente lesiones en espalda y brazo que le hizo llevar un cabestrillo, estar varios días de baja médica al haberse golpeado durante la agresión con mesas, armarios, sillas, suelo...” Una sucesión de mentiras respaldadas por el alcalde Santiago Llorente y varios cargos públicos y orgánicos del PSOE que ahora serán enjuiciadas penalmente.

MAFIA EN LEGANÉS QUE OPERÓ DECISIVAMENTE EN CAMPAÑA ELECTORAL

ULEG valora positivamente esta decisión judicial que respalda una vez más la labor del partido vecinal, una formación honesta, molesta y combativa que determinados sectores políticos y empresariales se han empeñado en neutralizar por todo tipo de viles métodos. “Luchar contra la mafia política, empresarial, mediática y social es duro. Esa mafia controla estómagos, tapa conciencias y cierra bocas para seguir manteniendo una estructura caciquil y clientelar como la que se sufre en Leganés. Esa mafia afloró con especial crudeza en la reciente campaña electoral, ante el pánico de que ULEG ganara las elecciones y librara a la ciudad de los delincuentes con corbata, chándal o micrófono que andan al cabo de la calle.

SIN DESCANSO HASTA QUE EN LEGANÉS CAIGAN LAS VENDAS.

A la mafia le salió bien, logrando que siga al frente del ayuntamiento quien mejor protege sus intereses, pero ni ULEG se va a rendir, ni la Justicia va a dejar de hacer su trabajo, ya que junto a la imputación de directores de libelos, la condena penal a empresarios amenazadores ahora llega la inminente apertura de juicio oral contra la mano derecha del alcalde y principal muñidor y apoyo en todas sus mezquinas operaciones políticas y extrapolíticas”, señalan desde el partido vecinal que anticipan “que no tenemos miedo a las cunetas nidescansaremos hasta que en Leganés caigan las vendas y los corruptos paguen por sus fechorías. No dará votos, pero sí toneladas de tranquilidad de conciencia“.