El PSOE de Leganés después de años hablando de un “chiringuito para la mamandurria del PP” y oponiéndose a que el Ayuntamiento de Leganés se adhiriera a la Mancomunidad de Municipios del Sur para la Gestión de Residuos, ahora someterá al Pleno del 14N la votación de la propuesta de incorporarse porque ahora les parece bien porque quien lo preside es la alcaldesa “socialista” de Getafe Sara Hernández.

ULEG sí mantiene y mantendrá la postura coherente que siempre ha defendido y se negará a esta incorporación que no supone ningún beneficio para la ciudad ni para los vecinos, sino todo lo contrario ya que unirse a esta estructura supondrá en este mandato además de “derramas”, unos 160.000 euros de gasto extra por tener que pagar cuota complementaria.

Leganés, a 11 de noviembre de 2019.

ULEG, partido vecinal que lidera la oposición, denuncia la maniobra del gobierno local (PSOE-Leganemos-Cs) de usar al ayuntamiento y a los recursos públicos con fines partidistas y en perjuicio del interés general. En esta ocasión, la decisión de incorporarse a la Mancomunidad de Residuos del Sur sólo responde a la necesidad de favorecer a la nueva presidencia de la misma, laalcaldesa socialista de Getafe Sara Hernández, y así alimentar y tejer una red clientelar a costa de este organismo con un presupuesto cercano a los 30 millones de euros y 20 trabajadores, entre ellos un director a dedo.

NINGUNA VENTAJA.

El beneficio de sumarse a la Mancomunidad sería que el precio por gestionar la basura en lugar de 20 euros/tonelada (tarifa para los no mancomunados) fuera de 12,50 euros (tarifa para los mancomunados), pero en el caso de Leganés ya se abona esa cantidad reducida sin estar mancomunados por albergar una planta de transferencia al servicio de la Mancomunidad. Por el contrario, formar parte del ente ya obligaría a una cuota anual complementaria de 20 céntimos por habitante (unos 40.000 euros al año), más una cuota extraordinaria por inicio de actividad de 2.000 euros, precisamente para mantener esa estructura que el propio PSOE de Leganés catalogaba de “chiringuito para el reparto de mamandurria” y que propició su voto en contra en reiteradas ocasiones. Además, incorporarse a la Mancomunidad generará nuevas “derramas” por los gastos que se tendrán que hacer por estar colmatándose el vertedero de Pinto.

SARA HÉRNANDEZ Y FAVORES AL SOCIALISMO DE GETAFE.

Ahora esas opiniones y votaciones contrarias se tornan favorables por un motivo: la presidencia de la Mancomunidad la ha asumido la alcaldesa de Getafe, Sara Hernández, a quien el alcalde de Leganés no ha parado de hacer favores, hasta el punto de asfaltar a cargo del erario pepinero calles de la localidad vecina. “Una vez más vemos como el partidismo, los favores entre la familia socialista, los equilibrios de poder y el control de órganos donde ampliar una red clientelar prima sobre el interés general. ULEG si defenderá el interés de los leganenses”.