Desde el partido local consideran que por imagen de ciudades necesario dar una salida viable técnica y jurídicamente a los centenares de locales vacíos o sin actividad existentes desde hace años en todos los barrios de Leganés mediante la creación de una ordenanza, con criterios más flexibles que en la actualidad, que permita cambiar su uso y reconvertirlos en viviendas “dignas, accesibles y asequibles”.

Leganés, 7 de enero de 2020.  

Por su interés, reproducimos de forma de íntegra el contenido de la moción que Unión por Leganés-ULEG defenderá en el pleno ordinario del mes de enero de 2020:

 

El cambio en el modelo económico comercial de las últimas décadas conllevó la generalización, implantación y apertura de grandes y medianas superficies comerciales que afectó directamente a los pequeños comercios y comercios de proximidad de todos los barrios de Leganés, muchos de ellos abocados  a echar el cierre.

Un panorama donde nos encontramos con un gran número de locales vacíos, sin actividad, tanto en los barrios antiguos como en los más nuevos, a veces con usos y actividades de ocio inadecuados o ilegales que generan molestias y ruidos, en otros muchos casos, con carteles perennes en su fachada de “SE VENDE” o “SE ALQUILA”,etc., todo ello con el consecuente perjuicio que esto provoca en términos de inseguridad, suciedad y de imagen de nuestra ciudad.

Por otro lado, nos encontramos con una situación pos-crisis tras la conocida “burbuja inmobiliaria” donde, a pesar de los precedentes y sus efectos, la especulación está siendo de nuevo causante de la revalorización de los precios de las viviendas, tanto en el caso de la compra-venta como del alquiler. Por estos motivos, los ayuntamientos debemos tomar decisiones creativas y viables para luchar contra el endeudamiento extremo de los ciudadanos que conllevan por ejemplo los desahucios y a su vez facilitar un acceso a la vivienda, especialmente a colectivos más desfavorecidos como pueden ser nuestros jóvenes, personas en riesgo de exclusión social, mayores o con movilidad reducida…

Por lo anteriormente expuesto, la transformación de locales comerciales cerrados o en desuso en viviendas dignas, asequibles y accesibles es una solución y alternativa factible. Sin embargo, en la actualidad el Ayuntamiento de Leganés cuenta con una normativa urbanística demasiado restrictiva, con respecto a otros ayuntamientos cercanos como pueden ser Madrid o Fuenlabrada, que restringe más que facilita el cambio de uso para la mayoría de los locales cerrados o en desuso de Leganés. Temas concretos como la apertura de una entrada hacia el portal, la autorización unánime de la comunidad de vecinos, la vinculación de plazas de aparcamiento a menos de 500 metros, etc., son graves impedimentos que deben ser revisados y flexibilizados.

Esta problemática no es ajena a ningún grupo político. De hecho, ya fuimos en Unión por Leganés-ULEG pioneros (tanto con mociones como con diversos ruegos) en alertar de estas circunstancias y pedir cambios de la normativa desde hace prácticamente 10 años. Unas propuestas a las que posteriormente se han ido sumándose la práctica totalidad de las formaciones políticas que componen hoy el pleno de Leganés. Así, en nuestro programa electoral 2019-2023 se recoge un párrafo específico en el que se señala “la necesidad de redactar una nueva normativa local que facilite el cambio de uso de local a vivienda. Flexibilizar las ordenanzas, como ocurre en otras ciudades, para poder transformar los locales comerciales desaprovechados en viviendas, estableciendo unos requisitos mínimos que garanticen una vivienda digna y una buena calidad de vida”.

En resumen, la creación de una nueva normativa u ordenanza más flexible para el cambio de uso de local es una alternativa viable técnica y jurídicamente que permitiría aumentar la oferta de viviendas y la puesta en valor de los actuales locales comerciales pero que debería además tener como objetivo evitar el abuso y la especulación, evitar la creación de infraviviendas o priorizar su destino a un uso social, mejorar la accesibilidad o destinarla prioritariamente a colectivos desfavorecidos.

Por todo, proponemos al pleno la siguiente

 

MOCIÓN

El Ayuntamiento de Leganés creará una mesa de trabajo de los grupos políticos y los técnicos municipales con el objeto de aprobar, antes de finalizar 2020, una nueva Ordenanza Reguladora de Cambio de Uso de Local a Vivienda que modifique y flexibilice los criterios actuales atendiendo a las necesidades de los ciudadanos de Leganés, los colectivos más desfavorecidos y la situación económica y comercial de Leganés para favorecer la conversión a viviendas de locales en desuso o sin actividad, estableciendo unos requisitos mínimos que garanticen una vivienda digna, asequible y accesible”.