En febrero de 2017 el ayuntamiento afirmaba que no se ponían pedal para no causar molestias https://www.leganes.org/portal/contenedor_ficha.jsp?seccion=s_fnot_d4_v1.jsp&contenido=100362&nivel=1400&tipo=8&codMenuPN=49&codMenu=51 .

ULEG en marzo de 2017 ya presentaba moción exigiendo el pedal por razones de salubridad, higiene y accesibilidad. Numerosos colectivos y vecinos han exigido este pedal.

El alcalde en su red social se comprometía en el mes de mayo a poner los pedales en junio (decía incluso que podía ponerlos en mayor pero no lo hacía por no ser tachado de electoralista): hoy es 1 de julio y los pedales no están. 

Leganés, a 1 de julio de 2019.

Por su interés reproducimos la moción que ha presentado el partido líder de la oposición en el ayuntamiento de Leganés y que se debatirá en el Pleno de este mes.

En política la palabra sigue teniendo valor para aquellos servidores públicos que cuando la comprometemos creemos que un poder desprovisto de ética sólo conduce al camino de la arbitrariedad y el despotismo. Si además esa palabra se da en campaña electoral a modo de promesa se convierte en un contrato cuyo incumplimiento ha de tener consecuencias porque si no sería dar carta de naturaleza al fraude electoral, al engaño y a la mentira como instrumento válido en las relaciones entre gobernantes y gobernados.

El actual alcalde Santiago Llorente lleva desde primeros de 2017 dejando a los vecinos un servicio muy deficiente en lo relativo a la recogida de basura (por no mencionar otros muchos servicios públicos). Los contenedores están desprovistos de pedal porque su particular modo de entender el «socialismo» le hacía pensar que era mejor porque así se evitaban ruidos, tal y como se expresó oficialmente en febrero de 2017 por comunicado oficial del ayuntamiento de Leganés cuando tales contenedores fueron presentados. La realidad es que esos contenedores han provocado una oleada incesante de quejas de los vecinos de toda condición e ideología por los problemas de higiene, salubridad o accesibilidad que provocan. Precisamente ULEG fue el primer partido que llevó ya en marzo de 2017 este problema al Pleno reclamando estos pedales y desde entonces son innumerables colectivos sociales, políticos y ciudadanos en general quienes se han pronunciado al respecto exigiendo de manera unánime su reposición.

Las excusas y coartadas por parte del señor Llorente y su equipo han sido innumerables, algunas hasta dan vergüenza ajena recordar. Lo que es evidente es que el alcalde, ya candidato, en mayo de 2019 y dentro de las acciones que ha ejecutado o ha sido autor intelectual en una de las campañas más viles y sucias que ha protagonizado el PSOE en su historia de la ciudad, aseguró que los pedales en los contenedores estarían en junio si él era el regidor y que si no los ponía en el mes de mayo era precisamente para evitar críticas por electoralismo.

El mes de junio ya ha concluido, el señor Llorente es el alcalde de Leganés y los pedales de los contenedores ni están, ni a corto plazo se los espera.

No sabemos si los «apañitos» de los que ha hecho gala el gobierno socialista de Leganés con las contratas van a ayudar o no a que en algún momento del mandato se pongan los pedales, lo que es evidente es que la principal promesa electoral que además tenía fecha de cumplimiento no se ha producido. Grave incumplimiento que denota toda una forma de gobernar y competir electoralmente: faltando a la palabra, con fraude, con incompetencia, con abuso en la fe del confiado vecino. Este modo de proceder en política ha de ser desterrado, aunque sea avalado por miles de vecinos, porque lo que está mal está mal aunque lo hagan todos y lo que está bien está bien aunque solo lo haga uno.

Por todo ello, desde Unión por Leganés-ULEG se somete al Pleno el siguiente 

-Instar al sr. Santiago Llorente Gutiérrez a que presente de inmediato su dimisión como alcalde por incumplir de manera flagrante con la promesa electoral de dotar en el mes de junio de pedales a los contenedores de basura de Leganés.